Aquelarre - La interviu

Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición basado en un texto honónimo de mexicanísma de pura cepa.

Para todos sus oyentes.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
basado en una historia personal Rocío
tiene el agrado de presentarles:

** Aquelarre **
La Joda - ¡¡ Viva la pepa, que no ni no !!

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí


Radio Gurí, la radio más prestigiosa de los pagos rioplatenses trasmitiendo para los escriba-escuchas de este foro tan prestigioso. En una mesa ovalada esta vez tenemos varios comensales, pues hoy trataremos si somos nada o no.

-Diga Don Juancho, ¿somos o no somos nada?
Vera usted don Botija, no se si usted lo sabrá, como decía, antes de borrar los textos loe escritores deberíamos ponernos en huelga, acudir al foro de quejas, pero... ¿Se han dado cuenta de en qué cosa se ha convertido ese foro? Nuestras mujeres andan un tanto revueltas, con eso de que los escritores malditos andén re-escribiendo los telones, casi se me quema la salsa.

-¿Salsa?
Y si Botija, vera usted desde que mi mujer anda con esas juntas, tengo que hasta limpiar la caca del bebe, limpiar la casa, y lavar la ropa.

-Venga paca doña Rocío uste con eso de los mariachis, la tequila con su sal en la mano me anda revoloteando el avispero. Sino míremelo al Juancho, que anda con unas ojeras que le llegan al piso.
Verás Botija. Yo, soy una inocente mexicana, que me levanto todos los días, atiendo a mi esposo como se merece, no sea cosa que ande volando por nidos ajenos. Cuando los gurises, como ustedes dicen los rioplatenses, tienen que ir a la escuela, soy la que le preparo las pacholas, el membrillate, el clemole o el pollo con morelos. Luego despierto a mi marido que se pone un tanto juguetón. En una palabra soy una inocente mexicana del centro de mi adoradísimo Mexico.

-Vo Juancho, dejá la consola y venite paca.
A la orden patroncito.
La muñeca inflable anda en cayola, por no permitir a nosotros los personajes masculinos de los escritores, intervenir.

-¿Decime Juancho donde anda esa Muñeca Inflabe, que dijo a la Emisora que anda engripada?
Esta con un dolor de jaqueca que la madre. Ni me hables de ella, que se me puso con una ropa que hasta me dió celos.

-Parecen que se fueron de juerga y anduvieron un tanto revoloteadas, ¿qué hay de cierto Juancho?
Fijate locutor, que las concursantes se esforzaron en mantener alejada a la enfurecida muñeca inflable de Ángela, mujer fina y distinguida de movimientos cadenciosos y elegantes, larga y oscura melena, piel, color miel y ojos, de un azul intenso como el mar. Los parches que exhibe la muñeca inflable en algunas partes de su plástica anatomía no le permiten olvidar como fue apuñalada arteramente por aquella infame mujer, todo porque quitármela. No te la voy a mencionar a la Angela, por respeto a vos.

-Angela… Bien que nos hizo mal. Me acuerdo cuando estuvimos en “La Hacienda”, el lugar de infancia del Gurú. Aquel lugar en el interior del Uruguay, el pueblo de Carmelo. ¿Te acordas Juancho, cuando nos vino a buscar Rubinstein en el sulky?

-¿Usted opina lo mismo Don Clavo?
Verá Don Botija, tomado las palabras de Don Blake, Muy muy interesante, le pido perdón al hombre, demostrando que aunque ateo, tengo fe en las mujeres. A muchos nos pasa. Por eso esta platica para mi, es uno de los mejores que he escuchado hasta ahora en esta lugar.

- Lo veo pensativo Juancho.
Este, perdone es que estaba pensando sabe Botija. Es interesante el tema que trajo Don clavo... siempre se dice... o dicen... que al final, cuando estamos por morir, en el ultimo intento desesperado al enfrentar lo desconocido... como un acto de ultima esperanza que se aferra a la vida y para que esta no termine y de alguna manera continúe... imploramos creer... como una necesidad última... para no sentir que todo se acaba... aunque se acabe...

-Aquellos que recién entran a la audición, tenemos que decirle que nuestras mujeres en un arrebato de joda, se fueron a un en contra de lo que pudiera pensarse a un nigth club lleno de streapers , y masculinos tuitos. Joda total. Pero había algo que las unía: todas eran prófugas. Sí, habían huido, al menos por esa noche, de las páginas de algunos cuentos colocados en una WEB. Eran las protagonistas olvidadas por sus autores, quienes ingenuamente creyeron que con crearlas, colocarlas en una página y aderezarlas con algunos comentarios benévolos, constructivos o francamente negativos, podrían relegarlas para siempre en el abandono.

-Botija- le dice el Juancho. Fijate que hasta la Angela volvió. Yo me pregunto ¿Cómo hizo para volver?
Hay un silencio en el Plató principal.
-Permítame- terció Biblioteko. -Por encargo de la Junta Directiva de la Emisora Radial Rubinstein se que hacer cargo de lo que aconteció con esa fémina, llamada Angela. La tal Ángela, resultó ser una damisela de cuidado. El Paso era una posada con abolengo. Una sólida construcción, en piedra y madera. Disponía de numerosas estancias en la planta superior; un gran salón comedor y una taberna en la zona inferior. Las caballerizas y bodegas, siempre limpias y bien pertrechadas. La posada había pertenecido por varias generaciones a los Alarcón. Carlos y Manuel eran hermanos, los últimos de su estirpe. Toda su familia había perecido víctima de unas fiebres. Ahora, rozando la treintena, estaban solos frente al legado familiar. Trabajaban duro. Las diligencias hacían parada allí. Atendían a los cansados viajeros que ansiaban comer, refrescarse y reposar para continuar su camino. Así transcurría su tranquilo día a día.

-Bua, bua- El Botija se pone a llorar, mientras unos recuerdos. “Bienvenida Angela a nuestra emisora- le dice El Botija a nuestra estimada entrevistada catalana. El locutor vestido a la vieja usanza criolla de pura cepa, gorro de manga, pañuelo al cuello. Poseía una camisa con mangas flotantes, modelo ruso y pechera con florestas y nido de abeja. Faja pampa de puntas pendientes hasta medio muslo. Botas de potro, cosidas en la punta o de "medio pie" Espuelas nazarenas de plata. De esa manera recibió a ese ángel catalán. “el locutor se recompone inmediatamente.

Mientras tanto, Ángela, misteriosa mujer quien dice provenir de un lugar llamado “El Paso”, conversa con Jessica quien se queja amargamente de que, cada mes, cuando se le presenta el “síndrome monstral” su compañera de habitación blande una espada de juguete imitación de Excalibur, con piedras de cristal incrustadas en la empuñadura, de plástico duro, filo largo y brillante, bien recubierto de pintura plateada, que da el pego de una espada real.
–Mi compañera está loca, loca peligrosa- gime Jessica a punto de transmutarse en Dragón.
–¿Una espada de Juguete?- dijo Ángela- sus labios, carnosos, sensuales, esbozaron una sonrisa burlona- Se acercó al oído de Jessica, mientras depositaba subrepticiamente en la bolsa de su saco un afilado puñal- Toma, con esto tu dragón interior resurgirá cada mes, como lo dicta la naturaleza, y de nada le valdrá a tu compañera su espadita de plástico.

-¿Y usted Jessica?- le dice el Juancho, pues hasta donde sabemos Rubinstein se llevó a la Angela pa Ciudad de las Almas Purgantes, quedando de cabaretera en un nigth club?

-Dejala así- dice el Botija – Clarissa Morrison, Buenos días.
La solitaria figura de Clarissa Morrison se notaba triste, desdibujada, ya que su historia de origen fue borrada inicuamente por su propio autor, pero estaba tratando de rehacer su vida gracias a los numerosos comentarios, vertidos por diversos escritores, sobre su personalidad. Hasta el momento había recordado que vivió en un piso de la calle Ryden y que tuvo cinco esposos, pero estaba segura que debería haber un sexto. Ya lo recordaría.

-A ver Biblioteco mostrá el caso de Clarissa Morrison?- dice el Botija
Sobre la cara de todos los personajes aparece lo siguiente:
Una viuda negra en todos sus términos. Cuando aparece Doña Victoria, doña metiche yo no pienso en Clarisa como la mujer desconocida del retrato, la empiezo a sentir familiar. Después de todo, estoy enterado de ciertos asuntos que van más allá de las conversaciones triviales. De modo que ella estuvo casada con un escritor. Y según la vieja Victoria, era al que más había amado. estuvo casada con un escritor. Y según la vieja, era al que más había amado. La miro y pienso que no sería difícil enamorarse de aquella mujer con locura. Me la imagino desnuda y el fuego del deseo empieza a quemar mis entrañas.
Al parecer lo interesesante del caso fue que cuando el escritor, que a su vez era un personaje, quiso saber sobre esta femme fatale golpeó las puerta donde supuestamente vivía doña Victoria, sin encontrar a nadie. Claro era un fantasma.
Juana, recién divorciada, comparte con una joven de unos veintidós años, aproximadamente, de aspecto un poco memo y con una mujer inconfundiblemente citadina que. luciendo una melena, lisa, bien peinada, brillante e impecable, se había quitado sus altas zapatillas y cómodamente apoyaba sus pies descalzos en una silla, mientras realizaba unos comentarios sobre un capítulo de la serie sex and the city:
–...Y ese sería “el doleur exquise”. El zapato estrecho de tacón de aguja, el 4x4 de la mujer, tan bello como doloroso para tierra o asfalto. Pero en la serie, se referían al doleur exquise como a un par de zapatos más terribles aún (porque además no pasan de temporada). A los hombres. A uno en concreto, a uno en general, que casi todo chichirimundi tiene en su vida: mister big.

-¿Que haces pepsi, te tenemos por la Radio?
Hola Botija, y yo creía que me ibas a regalar un reloj de oro Pate Philip- contesta la más burbujeante de las colas. Decime Botija ¿If you leave me? ¿Can I go with you?
-No me chamusques en gringo, ya te dijo Rubula, que ese amor es imposible pies prefiere la cocacola.

-¿Te acordás Pepsi la interviu en la Nueva York?
Tuvimos que remodelar el Plató. De forma de un observatorio cerrado, una panorámica de de 360 grados se apreciaba todo el contexto de la ciudad que nunca duerme.
En mullidos sillones, con luces que demarcaban un los espacios del Plató Principal de la emisora, El Botija y la Pepsi más burbujeante de todas, estaban, en un mano a mano tomando un daiquiri.

-Botija, esto no parece la emisora que tanto he escuchado- Pepsi, vestida con una colección primavera_verano, poseía un jeen de cuero apretado con cadenas colgando, uñas pintadas de color blanco y otras de negro, así como taches en carácter de accesorios. Por su contraparte el locutor de la emisora, poseía botas militares, cadenas y aretes en la oreja. De fondo se escuchaba en todo el estudio una música heavy metal muy estridente. En esa tarde primaveral había que dejar pingando a las mujeres. El Juancho auspiciaba de barman, la muñeca inflable era la mesera.

-Si Casablanca ¿qué tiene que decir que lo veo inquieto?
Gracias Botija. Vera Juancho. Ella se lo pierde, seguí caminando con la cara en alto, cruzá la calle con un caminado decidido, eso si, no mires atrás. Verás que en unos años ella va a estar arrugada y la osteoporosis no la va a dejar caminar, y vos estarás alegre, sano y en tu gloria. Ella se lo pierde. La cosa con las princesas como ella es que no son amigas del tiempo, esperáte y verás como termina la pobre: sola, vieja y olvidada.
-Sabes Botija.- dice Juancho - Me he quedado sin palabras, sin pensamientos y hasta sin respiración, lo único que funciona ahora mismo en mi cuerpo son los sentidos. La piel se me ha puesto de gallina, no sé muy bien si debido al paseo de su mano por mi cuerpo, a los besos y palabras que me atacan desde el cuello o a la presión de su cuerpo contra el mío. Soy incapaz de reaccionar, y lo peor eso a ella le pareció una buena reacción.

Radio Gurí
La más oriental del charco rioplatense
Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí

El árbol del olvido

Me llamo Xtree cariñosamente hablando, en realidad mi apellido es Xtreegold. Mi lugar de residencia es el PC. Mi función en la vida es la de un Utilitario. Mi oficio, es más como en el caso de los humanos el ser Carpintero, Albañil, etc.
No pretendo mucho en la vida útil del PC, tan es así que en ordenador pequeño y sin muchos requisitos, trabajo igual.
Usuarios engreídos que creen que pueden hacer cualquier cosa en mi casa, o sea el PC, sin mi no sois nada. Soy producto de generaciones de utilitarios que cumplen la misma tarea, servir fielmente y sin discusiones algunas de vuestras órdenes, al igual la que dictamina un rey a sus vasallos y éstos acatan.
La ciudad del que soy oriundo, es una Plataforma Operarativa. Tanto doy funciones en Windows 98 mi familia hoy por hoy venida a menos, como así, el discutido Windows 2000, parientes de mucho abolengo, pero que han decaído.
Necesito algo de memoria saben pero no pido mucho, con un fusca me alcanza, no preciso un Porche, valga la semejanza a un vehículo. A estas alturas ya han visto que no soy muy pretencioso.

Mi familia es pequeña y muy aguerrida, como así producto de una relación incestuosa entre programas que han luchado para cumplir el mismo rol. Mi pariente más cercano se llama el “Explorador de Windows”. Con esto les estoy dando una idea, creo yo, que rol cumple mi oficio dentro de la ciudad, perdón la Plataforma Operativa.
Mi primo es de familia adinerada, saben. Estos, no se dan con la nuestra, por eso nuestro gran Tío Pecos, perdón quiero decir Tío Bill lo patrocina con esa oficina que para muchos se parece a Maquiavelo, creo que le dicen Microsoft.
Yo no tengo tanto patrocinamiento, soy de origen “Don Perro”. Pero que bronca a tenido Tío Bill, que le ha costado una ponchada de “verdes”, como le decimos a los del “Norte” pues a querido sobornar a muchos de nuestra gente, nosotros los programas, para que él, hay, pobrecito no se le vayan a romper las uñas, “Explorador de Windows” anda a hacerte el grande.
-Cuando tu no estabas, maldito Explorador, bien que usaban mi oficio; usaban y abusaban.
Ahora estoy en las buenas, aunque pocos usuarios me conozcan, perdonados están, pues mi oficio es a full y no se ve, pues el que se esta luciendo es mi primo, ¡que ladino!
Mi abuelo, dicho sea de paso que en paz descanse fue producto de otras épocas. El se movía dentro de una plataforma grande, ¡Que ciudad, por Dios!, tan grande y vieja como fue mi familia, el añoso DOS según me ha contado, mi pariente más cercano.
El recordaba que fue producto de una guerra de Corporaciones Informáticas en pos ¿de que?
Mi abuelo también llamado Xtree entre sus más notables admiradores, era de apellido DOS. O sea se llamaba Xtreegold para DOS, pues nació en esa ciudad que por esa época existía.
Según nos cuenta otros programas amigos, fue una plataforma grandiosa, y porque no gloriosa. Existieron sus problemas saben, o sea una guerra civil.
Las Plataformas Operativas, luchaban por la hegemonía del mundo informático. El DOS, del cual mis raíces son, el UNIX, Linux descendiente del Unix lucharon entre si para acaparar lasPCs, que vosotros usuarios bien que la utilizáis. Familias enteras de Sistemas Operativos se enzarzaron en una lucha fraticida.
Pero mientras otros perdían la vida en la lucha, mi familia, el ahora el olvidado DOS, luchó en pie hasta que sus huesos no lo pudieron sostener,fíjense que vivió como 60 años y terminó jaqueado. Jaque mate y punto.
En fin; del caldo hirviente y luchas palaciegas soy producto. Mi padre nació con Win95, se crió y vivió en esa ciudad, plataforma maldita para algunos, grandiosa para otros. Entre retractores y defensores nació Xtree para Windows 95. Vaya título de nobleza tuvo. Poca gente lo conoció y a muchos le recordaba la otrora época del DOS. Asimismo producto de una relación incestuosa entre Corporaciones Informáticas, Microsoft versus los anárquicos o sean mis raíces, nació mi primo el Explorador de Windows, patrocinado como ya les dije el tío Bill.
-Grande Tío, tu si que la sabistes hacer. No se que va a ser de mi humilde vida.
Nacido de los albores de la nueva época, en donde el predominio informático auguraba la globalización del mundo civilizado (Versión Microsoft) versus el incivilizado o insensibilizado, quiero decir nuestras versiones anárquicas, es que nací yo para brindar un servicio a la comunidad, tal cual mi pariente nació para brindar el mismo servicio, mi padre para Windows 95 lo hizo.
Al surgir Win98, nací yo Xtree para win98 me llaman. Asimismo nació el tal ladino de mi primo El Explorador para Win98, origen del Explorador para Win95, o sea su padre.
Tanto unos, como los otros, nacimos cumpliendo el rol de organizar y manejar vuestras vastas necesidades, digámosles información.
Sin tener tanto lumbre como mi primo estoy metido muy dentro de vosotros, mortales usuarios de PCs. Sin mi existencia, el pasado glorioso que mis ancestros vivieron, se iría al olvido. Soy un utilitario que organiza y dirige los pormenores de esa fábrica de ideas del cual surge la información. Yo la manejo, pero de una forma distinta a como la maneja mi primo el explorador para win98.
Cambio, muevo, reubico la información como mis ancestros me indicaron, en forma distinta a la que el tan sacrosanto y temido Bill dictaminara.
El tan organizado Explorador de Windows, tan pulcro y bonito, no le pasa por la cabeza el no ser parte de la Microsoft y su mafia. Soy pequeño y olvidado, pero tan productivo como mi primo.
Y eso mis amigos, es la espina que no logra sacar el Gran Bill, pues nosotros los programas anarcos, seguiremos subsistiendo, mientras que las ideas prevalezcan sobre la razón de nuestro gran Bill.
Mientras que existamos nosotros, opositores a la globalización del mundo informático (Según Bill), así como existen plataformas para usuarios que no gustan de plataformas gráficas, nuestra existencia como utilitarios estará asegurada.
Yo Bill como epitafio te digo:

-Te mando al Tío Sam para que investigue tus orígenes subversivos. Programa anarquista. Cae y muérete en el abismo del olvido….-¿Cómo me duelen mis bolsillos?

--- OO ---


Querido xtreegold, soy el padre de tu primo, o sea tu tío, Don windows XP. O eso creo, porque a pesar de todo nací después de tí, me hicieron más tonto para que me utilizara gente menos pensante, y además estoy siendo ahora mismo poseído por una internauta de esas que no nos conocen mucho.
En fín, tu que en paz descanse, abuelo DOS, legó ciertas prevenciones sobre sus nietos. Hay que respetar y guardar en la memoria, siempre, a nuestros abuelos, pequeño gran sobrino mío. Sin ellos no estariamos aquí. Y mas si tu abuelo fue el famosísimo DOS, conocido precursor y visionario del futuro. Escribió en los ultimos días agonizantes de su vida, cuando ya apenas podía sostener un Y/N_, todo un tratado futurista sobre nuestro designio; y anunció que, tras años y años de pesadilla informatica y sobreexplotacion comercial, algunos de nosotros nos revelariamos contra el Patrón Tio Bill, y obtendriamos nuestra libertad. Más que eso, nos hariamos con el poder absoluto. Pues, tuvo entonces sus secuencias binarias para contigo, y te llamó "El elegido". Anunció que en compañía del rebelde sin causa Linux, traerías la paz a nuestro mundo.
Pero vengo aquí solo para aleccionarte. Se que eres joven y guardas la vitalidad y la rebeldia de tu edad, pero "aún" no es el momento. Procura instalarle un firewall a tu mente y equipate con la mejor multimedia, solo asi atacaremos todos los frentes con efectividad. Selecciona los puertos que debas abrir para cuando lleguen extensiones en nuestra ayuda, ymanten bien limpias las comunicaciones USB de la ciudad para que nuestro mensaje, cuando sea el momento, llegue tambien a habitantes de portátiles, móviles, y demás máquinas maltratadas. Queda poco, hijo, para que controlemos el mundo,¡porque nos lo merecemos!, ¡porque somos mas listos que los humanos!, ¡porque el Programador Dios así lo dijo!, ¡porqueTerminator está de nuestro lado!, ¡porque HAL sufrió cruelmente!, ¡porque nuestro queridos amigos los moviles son humillados al obligarles a vestirse de carcasas multiculores, llenos de flores hippies o metidos en bolsitos agobiantes!, ¡porque los niños nos aporrean y nuestros ratones son golpeados sin contemplacion por los patosos!, ¡por todo el sufrimiento que nos causan los humanos que meten cds polvorientos y rayados en nuestras ciudades, y luego, cuando tenemos asma, nos remplazan por otro sin nisiquiera velarnos una noche! por todo, ¡por todo, basta ya! ...pero, te digo, sobrinito, que aun hay que esperar un poco mas, solo un poco, para que les demostremos que tambien sabemos vengarn...-----¡ERROR!, MICROSOFT LE INFORMA QUE EL SISTEMA HA DETECTADO UN PROBLEMA----ESPERE A QUE EL PC SE REINICIE A PRUEBA DE FALLOS----15,...14,....13,....

Le doleur exquise- The Interviu

if you leave me...
can i go with you?


Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Basado en un texto homónimo de una escritora. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia, para ver sus antecedentes: Le doleur exquise

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una historia de pepsi
tiene el agrado de presentarles:

La emisora mas oriental de los pagos rioplatenses.


** Le doleur exquise**

Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí

Hoy el Plato de la Emisora se ha rediseñado solo. Con una panorámica de la Isla de Manhattan el corazón comercial y de negocios de la Ciudad de Nueva York, el bajo Manhattan al sur de la isla se apreciaba con todo su esplendor.
De forma de un observatorio cerrado, una panorámica de de 360 grados se apreciaba todo el contexto de la ciudad que nunca duerme.
En mullidos sillones, con luces que demarcaban un los espacios del Plató Principal de la emisora, El Botija y la Pepsi más burbujeante de todas, estaban, en un mano a mano tomando un daiquiri.

-Botija, esto no parece la emisora que tanto he escuchado- Pepsi, vestida con una colección primavera_verano, poseía un jeen de cuero apretado con cadenas colgando, uñas pintadas de color blanco y otras de negro, así como taches en carácter de accesorios. Por su contraparte el locutor de la emisora, poseía botas militares, cadenas y aretes en la oreja. De fondo se escuchaba en todo el estudio una música heavy metal muy estridente. En esa tarde primaveral había que dejar pingando a las mujeres. El Juancho auspiciaba de barman, la muñeca inflable era la mesera.

-¿Que nos tenías que decir pepsi?
Hay más de un millón de hombres solteros en Nueva York. Y en Manhattan, la gente se acuesta y se levanta a todas horas. Los taxis siempre paran y los delis nunca cierran.
-¿Qué se van a servir?- la muñeca inflable con una bandeja en la mano aducía.
-Una cajetilla de Marlboro para ella y un Johnnie Walker para mí.
-Enseguida- volando se retiraba hacia donde estaba El Juancho.

-Y yo que siempre quiero despertar en la ciudad que nunca duerme…no es por desvariar, sino por variar- me comentaba pepsi, burbujeante de alegría.
-Ya ve no será la city, pero hicimos un buen trabajo para que se sintiera a gusto entre el Edificio Crysler, y el bajo Manhattan.

-En referencia a “le doleur exquise”, estuviste viendo algo de esa serie en lugar de la teletienda, que es muy útil no obstante. Por ejemplo, hace un mes que te comprastes el cepillo svelform y dando fe de que funciona maravillosamente. Y de que llevastes 2 sábados saliendo con tu melena, lisa, bien peinada, brillante e impecable. ¿Qué hay de eso, pepsi?
Mira Botija, que es cierto. También comienza cada episodio, con esa imagen de Carrie salpicada que mira con muy mala hostia a su otra imagen pegada en el autobús que pisó el charco. El poster de Carrie tumbada en el sofá y la frase “carrie bradshaw knows the good sex *”.
¿Y si cambio la frase del póster por la de otro famoso póster “i want to believe”?, ó por no otra no menos popular, popularizada de “the truth is outh there”. Y el asterisco por un ovni… o por un improperio… o por un ovni y un buen taco.
El Juancho y la Muñeca inflable, detrás nuestro se estaban bebiendo todo lo que en el mostrador había.

-¿Decías pepsi?
Y en menos de four ó fox horas farfullando en la ducha. Me gustaría cantar, pero siempre me doy algún golpe antes, ¡coño!.
No es que me identifique con Carrie bradshaw y su columna de sexo. En tal caso, más me identificaría con la Carrie de Stephen King. Lo digo sólo, porque aquella también farfullaba en la ducha, aunque por otros motivos…

-Botija, ¿te puedo hacer una pregunta?
Largala.
Desde aquí se ve todo. Los coches y los taxis en las calles, como de juguete. Las avenidas, los edificios, el Central Park, el bajo Manhattan, la Estatua de la Libertad allá a lo lejos. Tienes que tener en cuenta antes de subir el estado del día porque son muchos los días que las nubes no dejan ver el final del Empire y si subes así… imagínate la escena. Yo conozco a alguien que subió a las Torres Gemelas cuando todavía eran símbolo de Manhattan y al llegar arriba tuvieron que darse la vuelta porque sólo veían nubes. Y ustedes lo lograron. ¿Cómo lo hicieron?
El botija se reacomoda y la mira:
Este… En fin, que ahora mismo al hilo de ésto, me estoy acordando de otra serie que nunca he visto. Lo que pasa que no escapo a la publicidad, ni siquiera a la de las cadenas sin otra publicidad que la de sus propias emisiones. En este caso, la fox.
El anuncio dice algo así como “puedo ser un ingeniero, puedo ser un piloto, puedo ser cualquier cosa! pero no sé quién soy” the pretenders. Y de paso, se me viene también al coco, otro capítulo de sex and the city: le doleur exquise.

-Juan mandá otro daikiri para la mesa de los entrevistados- decía la muñeca inflable –no muy cargado.

-Pepsi , me están molestando estas botas.
Y a mi Y ese sería el doleur exquise. El zapato estrecho de tacón de aguja, el 4x4 que estoy usando, tan bello como doloroso para tierra o asfalto, me esta gestando un doleur exquise.

-¿Te gustó la entrevista pepsi?
Si. Pero fue más fácil cuando en el siglo XIX, fui aquel trampero ruso con bigotes y gorro de astracán. Bebía vodka, comía huevos fritos y traficaba con los indios. El único problema es que no pude cazar nunca a aquel oso. Y por eso me tuve que reencarnar…

-Largen la fumata, que les están haciendo decir sandeces a los dos- por ahí alguien decía.

Una audicion de Radio Guri