Revolcón

Se levanto de su silla y me dio un beso que jamás olvidare, estaba loca, recorría con su lengua toda mi boca acariciaba mi cara, me abrazaba.. me recorría con sus manos, me… me estaba enloqueciendo.
Me elevó del sillón hacia la habitación de Julio, él no tardaría pero había suficiente tiempo para un pequeño revolcón. Me empujó prácticamente sobre la cama y poniéndose justo sobre mí empezó a lamerme todo.

Mi perra Sacha