Privado


Una vez alguien quiso ser mago para asombrar al mundo
pero si tú lo fueras o amigo mío, seguramente no serías un idiota.
Ante el tribunal de tu conciencia no hallarías descanso,
si cometieras una injusticia.

Elphías Levi


Desde su Sede Central ubicada en la Cofradía de las Tres Marías en el Reino entre el Aquí y el Allá
Para todos los lectores.
El Gurú de las Artes Mentalistas y Predictivas.
Viajero y guerrero astral.
Médico en lo paranormal
tiene el agrado de presentarles:



** Privado **

Sede Central de Rubinstein
Cofradía de las Tres Marías
El Reino entre el Aquí y el Allá

El gurú se hallaba en su sala de meditación levitando. A su costado el Libraco hacía lo mismo. Imágenes resurgían del ambiente privado del Gurú.


Pensamientos:
Entrando por vez primera, Rubinstein se encontraba con un túnel de acero y concreto. Detrás de él, una puerta de igual material. De un color bronce gastado, todo era una especie de caja larga. No se apreciaba la luz, sin embargo, todo estaba iluminado en penumbras. Lo que sería el suelo, se apreciaba una gran nube espesa que cubría desde el principio al final del túnel, logrando cubrir sus pantorrillas. Al final descubriendo una curva, En ese lugar, sin seguir por el túnel, otra puerta sellada a cal y acero, conjugando un todo. Se desvanecía reapareciendo dentro de un cuarto, de forma de un cubo, sin nada en las paredes, salvo la pared opuesta a él. Todo simétrico de igual color y contextura que el túnel por el cual él hizo aparición, por vez primera. En esa pared, como peculiaridad, había un cuerpo atado de las muñecas y de los tobillos, parcialmente tapado por una criatura extraña. No lo veía ni lo percibía.
Extractos de
Imagenes de una imagen partida

El Libraco también se hallaba en una intensa introspección. Otras clases de imágenes provenían de éste, su aura era entre azulado y púrpura. La de su dueño era cambiante según el estado meditativo.
Pensamientos.
Aquí Radio Gurí, desde el charco más oriental del Río de la Plata trasmitiendo para la audiencia de este foro literario tan prestigioso. Hoy El Botija de la Radio tiene para todos vosotros queridos escriba-lectores una entrevista en exclusiva con el gurú médico en artes predicativas y mentalistas, el mundialmente llamado Rubinstein. Se encontraban en el plató central de la Radio. Una mesa ovalada los separa a ambos.

Buenas tardes señor Rubinstein –Buenas tardes señor locutor; un hombre delgaducho de mediana edad con cierto inicio de canas, tomando un trago de agua y depositando suavemente el vaso con su mano diestra en la mesa. Mirando inquisidoramente. -¿de nuevo por el plató, señor gurú? –Ya lo ve. El hombre, con su traje oscuro se tira hacia atrás; su mano diestra se hace de su hablando, mientras una bocanada de humo se perfilaba por su rostro. El locutor acomoda sus gafas y reacomoda el cuestionario que tenía para hacerle.

Extracto de
Entrevistando a Rubinstein



El gurú estaba en trance, cada tanto oscilaba y la energía incidía en el Libraco como si una onda se tratase.


Pensamientos.
La Clínica.
Rodeado de colinas verdes, y césped cortado con mucho esmero, el Palacio que tengo a mis espaldas, es un clásico de la Arquitectura del Siglo XVIII. La construcción del mismo, es de mármol. Su fachada muestra una brillante interpretación de los modelos italianos, adaptados al trabajo en ladrillo; se articulan en tres pisos con el número de vanos creciente en altura.
Los espacios esplendorosos y la inspiración cartesiana serían los protagonistas en la búsqueda de la perfección simétrica y de una perspectiva guardada por tilos, robles, álamos, fresnos, cerezos o hayas, ante la que la vista se pierde. El eje visual que se propone quiere dejar sentir su rango de absoluto: su principio, en el castillo, y su fin, en el infinito.
-¿Y doctor? –preguntaba el Doctor Marques, psico forense.
-Estamos empezando – contestaba el gurú raudamente sin mirarlo.
Extractos de
Imagenes de una imagen partida
Por el libraco surguían otras imágenes.
Pensamientos.
Aquí Radio Gurí, desde el charco más oriental del Río de la Plata trasmitiendo para la audiencia de este foro literario tan prestigioso. Hoy El Botija de la Radio tiene para todos vosotros queridos escriba-lectores una entrevista en exclusiva con el gurú médico en artes predicativas y mentalistas, el mundialmente llamado Rubinstein. Se encontraban en el plató central de la Radio. Una mesa ovalada los separa a ambos.


Buenas tardes señor Rubinstein –Buenas tardes señor locutor; un hombre delgaducho de mediana edad con cierto inicio de canas, tomando un trago de agua y depositando suavemente el vaso con su mano diestra en la mesa. Mirando inquisidoramente. -¿de nuevo por el plató, señor gurú? –Ya lo ve. El hombre, con su traje oscuro se tira hacia atrás; su mano diestra se hace de su hablando, mientras una bocanada de humo se perfilaba por su rostro. El locutor acomoda sus gafas y reacomoda el cuestionario que tenía para hacerle.


Extracto de
Entrevistando a Rubinstein

-¿Qué pasa contigo querido Libraco, mi compañero de peregrinaciones entre los planos terrenos y de los otros –Mencionaba Rubinstein al tiempo que acomodaba sus gafas para observarlo.

-¿No extrañas El Botija, el Juancho y su Muñeca Inflable, Rubinstein? -El Libraco, le decía ya sentado sobre su regazo . Este lo miraba plácidamente, cada tanto un suspiro salía de sus hojas. Su encuadernación de cuero labrada y repujada se arqueaba cada cierto tiempo. Imágenes sueltas flotaban en el aire, como si de un suspiro se tratase.

Así como éstas aparecían como tal desaparecían. El libraco respiraba pausadamente.

- No te preocupes por ellos, están bien. Se hallan descansando una temporada. La emisora esta callada, mi amigo querido. –Contestaba Rubinstein, en posición de loto, observándolo a él. Los ojos del sello de Miembro de la Cofradía ubicado en la tapa principal lo observaba muy abierto.

-Recuerdo que tú eras un tanto tímido cuando El Botija me entrevistaba. Una imagen salía de la nada entre ambos.


Pensamientos.
-Según tengo por acá, déjeme revisar. El locutor de la Radio Gurí, se les veía caer algunas hojas del cuestionario. -Dicen que usted ha sanado la mente de almas con desasosiego, tristeza y malestar. ¿Qué hay de cierto en todo lo que aquí se dice?
-Mire. -Lo observaba con esos ojos que emanaban una bondad y espiritualidad infinitas. Recordaba un caso, en que un muchacho en Italia fue asesinado porque era hijo de un diplomático. Lo tenían secuestrado en una choza a orillas del mar Tirreno. Este se les escapó de los captores.
El locutor de la Radio lo miraba atentamente, mientras tomaba un sorbo de agua mineralizada. Rubinstein se acomodaba sus lentes bifocales, y se soplaba la nariz.-Perdone, me decía.
-Como le decía este caso fue asesinado un 20 de diciembre y transportado a su país natal por la familia. El 24 de diciembre a mediodía fue depositado en el Cementerio Central.
-Ohh, justo el día de noche buena, acoto.
Extracto de
Rubinstein el gurú médico
-Lo extraño Rubinstein.
-Yo también, querido libro que descansas en mi mesita de luz.

La encuadernación labrada con el membrete de la Cofradía de las Tres Marías comenzaba a arquearse lentamente, hasta llegar a su mínima elongación. Sus hojas lentamente se iban cerrando, uniéndose. Por cada hoja que se juntaba, una nueva imagen iluminaba el ambiente. Letras danzarinas se mezclaban con la luz.

-Rubinstein, me voy a descasar. -Se escuchaba un susurro envolvente a medida que las hojas se solapaban. Los ojos del sello de Miembro de la Cofradía ubicado en la tapa principal comenzaban a clausurarse.

Instantes después, Rubinstein y el Libraco se desvanecían en la nada.

** Antecedentes **



Gurú de las Artes predictivas y mentalistas.
Viajero y guerrero astral. Médico en lo paranormal.