Originales extintos de Deinost

Mientras no se perturbe a los dioses en sus templos,
no seremos molestados en nuestros hogares.
Nietzsche, F.


Radio Gurí, luego de una extensa revisada que encomendamos a Biblioteco dentro de la hemeroteca y medioteca de la emisora, ha podido extraer lo siguiente:

Sobre Originales Extintos de Deinost

-Deinost, divertida tu alocución. Me hizo reír.
Mi estimado, bien ponderado y monolector pig: Más de dos mil envíos y todavía te das el lujo y te tomas la molestia de continuar escuchando y comentando, en efecto, no en profundidad, pero a veces pocas palabras son suficientes, incluso para hacer reír. Te agradezco el tiempo que dedicaste a leer y comentar estas palabras.

Si Ravel, ¿Qué tienes para decir? – El Botija dice.
Pobre angelito de Dios, tan pequeño y a su corta edad lo castigan de esa manera?
Muy original tu micro me he reído en cantidad, pues tuve la oportunidad de cuidar a un niño similar unos días. Y te aseguro que tienen cada pregunta y con que inocencia se acercan a ti cuestionando lo que se les ocurre en el momento. Me dijeron que se llamaba Wan... era descendiente de filipinos, cuando le llamé por su nombre Wan... me contestó, yo no soy One...no soy uno... solo wan.
Así que tu micro me ha hecho recordar y reírme de la ocurrencia de los niños a su corta edad.

-¿Tiene algo para decirle Deinost
Gracias Botija. Hola mi estimada y bien ponderada Ravel, en verdad es interesante pensar que un chico llamado WAN (One) pueda tener la oportunidad de nombrarse a sí mismo adecuadamente, y diferenciándose de los otros. Mucho no podemos hacer lo mismo fácilmente, no? Y sin embargo, siempre será "uan", "wan", "one".
Continuamos escuchándonos y hablando si la Radio sigue abierta.

-Tienes humor. Me gustó Deinost. Menciona El Botija.
Verás Botija. Apenas se me ocurrió, me ataqué de risa. La persona que estaba a mi lado se extrañó de escucharme soltar una carcajada. Terminé de relatarle el cuentito (sin personajes, ni estructura) y soltó la carcajada. Creo que es lo que lo hace real, la risa. Y como no se me ocurren cosas así tan seguido, dije pues adelante....no? Je.

Deinost ¿En qué momento se planteó él sus propias obligaciones? ¿Entraba dentro de sus obligaciones el aprender?...¿continuará para descubrirlo?
Mikaela. Afortunadas cuestiones planteas ante estas viles palabras que escribí. Bienvenida a este foro, lleno de Foreños y Forenses.
Veras Mikaela. Me parece que el momento de plantearse sus propias obligaciones, el aprendizaje como una obligación, es precisamente el mejor cuento que le pueden contar a alguien, generalmente los padres inician el cuento, pero poco a poco se va dando continuidad hasta que uno se lo termina creyendo.
"¿Continuará para descubrirlo?" yo creo que, porque lo descubrió (es decir que era un cuento) se pregunta si continuará.

Realmente no creo que sean tan simples tus palabras, ¿sabes?,(permíteme tutearte), creo que ese es el verdadero problema, que nuestras historias dejan de continuar cuando en todas ellas solo radican obligaciones y responsabilidades, primero impuestas, luego aprendidas y finalmente adquiridas, ahí dejamos de crecer, ahí dejamos el punto a nuestra historia, a nuestro relato, olvidamos que la pluma no debe cesar, que siempre debe estar dispuesta a crear un nuevo capitulo. Esas palabras que tú has considerado viles, me has hecho pensar, y te doy las gracias por ello.
Besitos

-Qué tenes para decirle a Mikaela?
Hola Mikaela: Tuteémonos entonces. Tu lectura de las palabras iniciales (viles en el sentido de entrañar maldad o dignas de desprecio) reivindican por mucho aquello que empeñé en ellas. En ellas propuse que papá y/o mamá nos cuentan el mejor cuento de todos al hacernos creer que nuestras únicas obligaciones
en la vida, cuando en realidad son más y hay otras cosas en la vida, la crítica dura a las expectativas paternas y maternas.
Es labor de uno mismo creer o no creer en ese cuento. Aquí se relaciona un poco con la pregunta que hice en "Filosofea". ¿Decidiré creer o no creer en los cuentos de los demás? Mejor lo cuestiono, pero ¿qué pasa cuando lo cuestiono? Oh! sorpresa, dejo de vivir...
Agradezco una vez más tus frases, y esperaría en algún momento poder dedicarte unas palabras cuando lea algo que provenga de un tema particularmente tuyo.

¿Qué tienes que decir Wallace?
Hola otra vez, he leído tu observación, nada mas lejos de la realidad, me encantaría saber cuando supo realmente que quería el niño mismo? su vida había sido una fábula, nunca decidió por si mismo, solo hizo lo que se le pidió, no decidió por si mismo.... ese era el mejor cuento, un cuento que no era el suyo.......
Mi estimado Wallace: Concuerdo con tu observación, ese comentario no era el suyo, pero aun así era el mejor de todos. ¿Por qué? Porque a veces es más sencillo no hacerse responsable del propio cuento, esto es, de la historia de uno. Mejor se vive el cuento de papá y mamá, en lugar de adueñarse del propio y responsabilizarse de él. Por eso es el mejor, pues no tienes que decidir.
Me parece que el niño sabe lo que quieren los padres, pero no lo que quiere él.

Si Mikaela. ¿Qué tienes para decirle?
Gracias Botija. He vivido el combate, he vivido la agonía del perdedor, he imaginado perfectamente a todos ansiosos por un final, fuese cual fuese, ciertamente me has creado angustia, que creo que es lo que se debe sentir al contemplar este tipo de espectáculos. Tus líneas siempre me provocan algo. Gracias.
Mi estimada y bien ponderada Mikaela: Palabras como las tuyas me alientan a platicar otras más. Y he aquí algunas: La lectura que haces sobre el combate, el perdedor y la angustia escaparon a cualquier intención que haya tenido al escribir este relato, sin embargo están presentes. En realidad yo trataba de simular una lucha (el personaje llamado Lucha) en sus diferentes connotaciones. Asimismo de las cuentas. No me queda más que agradecer tus palabras y tu tiempo.

-JJ, ¿Por aquí?
Hola Botija. No le mando un jamón serrano, porque usted anda lejos por el ciberespacio pero si me permite debo decir algo.

-Adelante.
Me encantaron los diálogos tan naturales. Debes de potenciarlos en tus alocuciones pues le dan mucha vida...
Un abrazo
Mi estimado, sucinto y bien ponderado J.J. Prado: Lo último en que pensé fueron los diálogos, tan folklóricos como se pudiera, y tal vez por esa razón impresionen naturales. No se me hubiera ocurrido que los diálogos dieran VIDA al relato en el que invito a la "Muerte". Tomaré en Cuenta tus palabras e intentaré impregnarlas implícitamente en cierto relato, muy probablemente en este mismo...me has dado por lo menos dos o tres ideas, te agradezco.

Krito, ¿si….?
Gracias Botija.Hola Deinost!
es la primera ves que te escucho....
Tu titulo se me hizo interesante ( por la hora ) al igual que tu historia.
Le agradezco el tiempo que dedicó a leerlo. Y coincido, es 1 [un](a) hora interesante, no?

Una hora buena para recordar eso por lo que sufrimos –Gato negro menciona.
Me parece que es la mejor hora (no sé si todos por la misma razón) pero esta hora es inmejorable (modestia aparte)...pues son las: 13:45 !!!!A.M!!! Esa hora es inexistente...

No sabía que escribiera cuentos. Pensé que sólo le interesaba la parte filosófica y teórica de las letras, pero veo que también otras.

-Don José Pérez. Es su turno.
Me parece que la hora del insomnio coincide con la noche, aunque en realidad podría ser de día (13:45 es la una cuarenta y cinco de la tarde) pero el a.m. no es casual, o ¿fue un error de dedo? No lo creo pues 13:45 a.m. (una cuarenta y cinco de la mañana) remitiría equívocamente a la noche. Esto es que se presenta un error. En el tercer párrafo se encuentra el error (anunciado desde el segundo) si no se sabe si es de noche o día, en el radio se anuncia algo para insomnes. Entonces (junto con los números y las letras que indican los números) y me parece que la idea es resolver el por qué del abandono. La novia deja al novio por la amiga, esto se anuncia al final con la presentación de la hora "cuarto para las dos", cuarto para las dos mujeres, es lo que estaban murmurando ellas, pues son ellas las que platican no el varón con imágenes angustiantes.

Me parece simple, pero divertido. Debería dedicarse a profundizar en la parte filosófica, pues de poeta-escritor le falta mucho, mucho.

Hola José Pérez, había visto tu comentario hace rato pro se me fue contestarte. Y sí, digo muchas veces me parece no es necesaria la cuota de sarcasmo. En fin, la interpretación que haces es muy similar al punto que quería llegar, no podía esperar menos de ti. Cuando regreses al foro date una vuelta por CCS. Ya se puso bueno de nuevo. ¿Y el tuyo?, nada nuevo, ¿verdad?

Si Pig. Puedes hablar, claro que si.
Amigo Deinost:
muy interesante tu charla, bien llevado ya que mantienes la atención del que escucha todo el tiempo.
Dos pequeños detalles para darle:

Una cara no es alta y delgada. En el segundo párrafo mencionas al protagonista en primera persona y el resto de la audición en segunda.
Colega Pig, te agradezco que te des el tiempo de opinar en un micro, y en particular el mío. Eres sucinto pero duro. Eso lo valoro más.

Una cara no es alta y delgada.
en el segundo parrafo menciona sal protagonista en primera persona y el resto de la audición en segunda.
En efecto, eso es algo que me interesaba dar a notar. El primer párrafo lo narra el personaje principal 'x' de sexo masculino. El segundo párrafo es un recuerdo de cuando 'x' conoció a la sería su novia. Narra lo que sucedió, pero nunca dice por qué esa novia lo abandonó. El tercer párrafo (y subrayo el TERCER) es presentado por un narrador omnisciente, pues sólo él se puede dar cuenta (el lector) del por qué 'x' fue abandonado.
Intenté dar una pista con los números entre paréntesis.
Eso es lo único que se mantiene a lo largo de los tres párrafos, pues la respuesta de por qué fue abandonado es que las últimas palabras que se dirigían esas dos mujeres (la novia y otra mujer) eran las últimas palabras del relato. Ellas estaban platicando sobre un 'cuarto para las dos'. La novia de 'x' lo abandona por otra mujer. Esa era mi intención, pero bueno estoy practicando y poco a poco ahí voy tratando de dar estructura a mis ideas y poder expresarlas satisfactoriamente.
Gracias Pig, tu comentario me sirve para darme cuenta que nada más no he podido transmitir lo que he querido.

-Cuánta sabiduría en un solo párrafo!! –menciona John Statt
Hola mí estimado amante de lo sucinto John Statt: Nombre, ¿qué te tomas? Yo preferiría pensar en cuánta ignorancia...al final del día es muy similar. Te agradezco, inmerecidamente, tu comentario...y a mí también me parecen lindas las audiciones cortas.

Si, ¿Qué pasó Vencice?
Me ha gustado mucho esta mini alocución y me ha dibujado una sonrisa enorme en la cara con su última frase… No creo que sea por tanta fiesta, bullicio, algarabía, jolgorio, y cachondeo que este hombre acaba planteándose que hace sentado al pie de un árbol. En mi opinión, el hombre es un gran pragmático que ha llegado a la conclusión, no sabemos si acertada pero cuanto menos comprensible, de que por mucho que le de vueltas y mas vueltas a temas filosóficos, a las grandes preguntas universales o, simplemente, a los interrogantes sociológicos que se abren en cada continente, país o ciudad del mundo a diario, no llegara a ninguna conclusión concluyente ni aproximada, así que resignado, se pregunta…. ¿Qué c… hago yo sentado aquí bajo este árbol?
Esa es mi humilde visión de tu cuento.

Hola Venice: Sobre la ortografía, aunque la aclaración es pertinente, no hay por qué disculparse.
Mi idea al estar redactando el micro-relato era algo muy similar a lo que plantea usted. La idea de la resignación, definitivamente, me es novedosa. Su lectura (y la de otros Foreños y Forenses) por mucho siempre es mejor que la idea inicial. Desde mi punto de vista sí llega a una conclusión y por eso es que se dirige esa pregunta hacia sí mismo.
Agradezco que brinde unas frases a las mías, espero poder otorgar unas palabras mías en algún escrito suyo.

Ha sido todo una audición partida en el día de hoy. Cualquier queja: ¡Maten a Biblioteco!


Una audición de Radio Gurí
La emisora más oriental de los pagos rioplatenses.