Verguenza - La interviu

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia: Verguenza un relato de Ephix.


Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista a Ephix
tiene el agrado de presentarles:

** Verguenza **

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí

Radio Gurí trasmitiendo para todos los escribas-escuchas de esta prestigiosa emisora. En el día de hoy el Plaó principal del a emisora ha sido remodelado con un toque del medioevo. Ornamentado por columnas abalustradas, medallones, figuras humanas entrelazadas con animales y tallos formando figuras fantásticas, revela las influencias italianas.

El locutor de la emisora se hallaba ordenando los papeles para la entrevista. Poseía muchas prendas superpuestas, camisa de mangas largas, una calza que permitía ver parte de su entre pierna y una chaqueta ajustada a su cuerpo.

El entrevistado de honor, don Ephix vestía con el clásico ropaje de los tres mosqueteros. De rostro altanero y una extravagancia de vestimenta que atraía sobre él la atención general. Con una casaca azul celeste, un tanto ajada y raída, una capa larga de terciopelo carmesí caía con gracia sobre sus hombros, descubriendo solamente por delante el espléndido tahalí, del que colgaba un gigantesco estoque.

-Don Ephix, Primera vez que es entrevistado. ¿Cómo se siente hombre? – El Botija aduce, mientras el humo de un puro cubano de puro cubano se esparce por toda la sala.
Vera Botija, con vergüenza, por Datargnan.

-¿Cómo es eso?
Vera cuando mi personaje cobró vida, de algún modo se ha convertido en aquello que más detesta. Un ser mezquino y ruin, un canalla despreciable capaz de las mayores atrocidades, guiado tan sólo por un ciego egoísmo, tan ciego como su determinación por seguir adelante, contra todo y contra todos, sin importar ya las consecuencias.

-Un momento don Ephix. Vo Juan, dejate de esas chancahadas sobre la mesa de emisión.

Don Ephix mira hacia la consola de emisión y ve a la muñeca inflable deslizarse sobre los brazos de Juancho. Esta vestía mangas que empezaban a encajarse mejor al cuerpo gracias al invento de cortar su margen superior de forma redondeada. El Juancho vestía trajes más a la moda son ajustados hasta la cintura con cordones y muy amplios por debajo de ésta.

-¿Qué esta haciendo el hombre?- atina decir Ephix, mirando de reojo la escena un tanto fuera de lugar, causa del gran amor por su Muñeca Inflable.

-Es de un gran corazón don Ephix, lo que sucede es que ama con locura su muñecota – atina decir el locutor. ¿Qué sucedío con el Datargnan suyo, don Ephix?
Vera señor locutor, a pesar de su belleza inocente, su mirada parda y suplicante, son dagas crueles que atraviesan el alma del agotado caballero.

Incapaz de soportarlo, decide abandonar nuevamente la ciudad, alejarse de toda compañía, temeroso de dañar a todo aquel que se le acerque, de derramar más sangre inocente, la misma sangre que mancha sus manos y su conciencia, la misma que le impide cada noche conciliar el sueño, que se aparece en sus pesadillas cuando el cansancio le vence al fin.

-Vo Botija tenes un sms de una tal Atenea. Sera una diosa del olimpo. –El Juancho dice un tanto desordenado al tiempo que se arregla su camisa fuera de lugar a causa de una arrebato amoroso de la Muñeca Inflable.

-Pasalo- El Botija dice, mientras observa la cara de circunstancia del escritor entrevistado.
-Nuevas aventuras le esperan a tu caballero. Me gusta la historia. Un beso – Atina decir Atenea.

-Se esta haciendo famoso don Ephix.
No es para tanto Botija –aduce este mientras un sorbo de agua ingresa por la comisura de sus labios. -Hola Atenea, gracias por el comentario. Veremos que viene a continuación. Un saludo

-Mire, Ephix, aquí tiene un sms. -Determinación y confianza. No está mal para despedir el año. Firma mmmh - ¿Qué le contesta?
Yo más bien diría miedo y vergüenza, aunque su versión es mas positiva, la verdad. Gracias por estar por el comentario, aunque no me lo merezco.

-Bueno nos tenémos que ir don Ephix.
Ya.

Mientras se cerraba la audición, el personaje se le apreciaba como galopaba por calles tortuosas, los cascos de su corcel contra el suelo enfangado, alguna mirada intrigada tras de un postigo entreabierto. Atravesando las puertas de la ciudad ignorando los gritos de la guardia que le instan a detenerse.

En el horizonte se vislumbraban las nevadas cumbres del norte, reflejando con destellos de oro la luz de un nuevo amanecer.

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **


Crucificando a una cristiana

Desde su Sede Central ubicada en la Cofradía de las Tres Marías en el Reino entre el Aquí y el Allá

Para todos los lectores.
El Gurú de las Artes Mentalistas y Predictivas.
Viajero y guerrero astral.
Médico en lo paranormal
tiene el desagrado de presentarles:


** Crucificando a una cristiana **
Visiones del mundo de los vivos

Sede Central de Rubinstein
Cofradía de las Tres Marías
El Reino entre el Aquí y el Allá

A pesar de que un manto de nubes bajas que no llegaban a cubrir mis pantorrillas tapizaba todo el lugar, aún así, se distinguía la valla serpenteando a lo largo de un camino de piedra. Cuando arribé a la puerta de ingreso cuya forma, era de arco, descansaba un letrero que se mecía por efecto del viento. Lo que en él estaba escrito hacía mucho tiempo que estaba borrado, aunque si uno se fijaba bien, alguna letra podía vislumbrarse, sólo que había que acostumbrar la vista.
Era una noche sin luna ni estrellas.
El manto de nubes de un tono blanquecino llegaba a cubrir mis piernas. Cuando miré por vez primera dentro de la arcada apenas se distinguían, la parte superior de una serie de lápidas puestas en forma irregular, pero que se iban diluyendo hacia el fondo. A sus costados, se lograba apreciar una especie de árboles dispersos. En los espacios libres se distinguía un cielo oscuro sin luna ni estrellas.

En algún lugar entre el aquí y el más allá.
-Guerrero, ¿qué hizo después?
Me detuve en una especie de loma, pero me apoyaba sobre algo muy liso. Loma, recuerdo pues la forma que me rodeaba así me hacía suponer, aunque cuando observé el lugar con detenimiento, me hallaba flotando encima de una lápida acostada. Percibía su contorno. Todo a mí alrededor, estaba cubierto de un manto blanquecino de nubes, que llegaban a la altura de la pantorrilla.
Todo se oscureció en mi entorno, y de repente sobre el horizonte de mi percepción vislumbré algo. Se escuchó crujidos y sobre otra loma se apreciaba el contorno de un árbol sin hojas, pero que en tiempos buenos esté hubiera estado cubierto de un follaje espeso.
La forma desde donde lo apreciaba, daba la sensación de un hongo. A sus costados una luz roja carmesí remataba la periferia de la visión. Sobre el suelo una gran manto de nubes rojo sangre.

-¿Está cansado soldado?
-No
-Prosiga.
Un cántico, o lo más cercano a ello escuché. Figuras que se perfilaban sobre el horizonte. El árbol que si hubiere estado en otro lugar hubiere sido frondoso, colgaba un saco muerto de una cristiana. Esta se bamboleaba, pero estaba atada de pies y manos a una rama.
Desde el montículo que veía la escena, una luz rojiza se hizo presente. Las nubes que cubrían mi pantorrillas, se torno en un color carmesí.

-Entonces, hubo algo que le llamó la atención.
-Si…
Se presentó una figura del más allá. Delante de él, la periferia del árbol, detrás una gran figura demoníaca. De momento se hizo un silencio sepulcral. Sus adoradores se desvanecieron ante la presencia de dicho ser.

-Sírvase un vaso de agua. Entonces, ¿qué pasó?
Cuando ésta era arrastrada de los pelos, ambulancias, paramédicos y un helicóptero trabajaban sin cesar en medio del caos creado. La montaña y todo su alrededor estaba iluminada por el fuego producido a causa del siniestro. Fue cuando dicho ser me detectó y emitió un grito, o lo más cercano a ello. Vi venir la onda de choque.

-¿Cómo es eso?
Vera, lo que parecía la onda de un sonido, era una forma de energía volcada hacia mi cuerpo astral. Contraataqué de la misma manera formándose así un túnel energético. En medio de él, impulsé una flecha, dirigida hacia el tercer ojo de dicho ser. Al momento de su impacto todo se evaporó.

-Puede retirarse soldado.
Me desvanecí.

Lo acontecido.
Una camioneta todo terreno se había incrustado de frente en un camión de la Shell. Este último había derrapado al salir de la boca de un túnel en la montaña, yaciendo de costado obstruyendo de esta manera, la carretera que permitía el paso de los vehículos. Sobre la izquierda, existía una empinada cuesta, mientras que en el medio se encontraba la carretera, y sobre su derecha, un gran barranco.
Una morena de alrededor de unos treinta y tantos, iba desde su hogar a la ciudad, cuando tuvo lugar el incidente.
Parte de la consola del vehículo le oprimía el pecho. Su cabeza se hallaba de costado. El vehículo comenzaba a arder en llamas, producto del fuel oil derramado. Era un pedazo de chatarra fundido en medio del camión.
El cuerpo de la morena comenzó a desprenderse y flotar por encima de los hierros carcomidos por las llamas que iluminaban la noche. Ella poco a poco comenzó a ser jalada hacia otro lugar.
Se veían humanos cortando los hierros que la tenían aprisionada. Una ambulancia. El cuerpo tapado de la finada. Como comenzaba el cierre de la puerta de la ambulancia, cuando se sintió un estertor. –No puede ser – se escuchó decir.
Había depositado el alma de la fulana sobre su cuerpo físico aunque maltrecho, sentí que no era su hora final.

Sede Central de Rubinstein - Cofradía de las Tres Marías - Reino entre el Aquí y el Allá

Algo sobre los orígenes de la navidad

Es extraño como suceden las cosas en cuanto al concepto de espíritu navideño. Como bien ha dicho en parte una coterránea mía oriunda de la ciudad de Salto, al norte de la república lindera con el país hermano argentino, es costumbre celebrar las fiestas navideñas en familia.
El origen de las comidas, al menos por éstos lares radican de nuestros emigrantes. Este pueblo siempre ha sido solidario y hasta por demasía. Se aceptaron individuos de variada procedencia principalmente de Europa.

Tenemos polacos, finlandeses, rusos, alemanes, En su momento por diversas índoles los que más emigraron fueron latinos oriundos de Italia, España, Francia, etc. Con ello, no sólo trajeron sus penas y tristezas por dejar sus respectivos países de orígenes, sino que trajeron sus costumbres, su vestimenta y por supuesto sus comidas.
Nuestro país es un país de colonos por excelencia. Originariamente cuando se formó lo que se denominó la Banda Oriental, al llegar los españoles por estos lugares existían distintas tribus de indígenas, los que la Santa Inquisición intentó domesticarlos a su semejanza y visión de la cristiandad.

Cosas del destino o designios de Dios, no lograron exterminar de todas las raíces indígenas, los que para sobrevivir, se mezclaron con los emigrantes europeos, o más bien éstos últimos con los aborígenes del lugar.

Esta mezcolanza de costumbres, negros traídos de Africa en barcos para realizar trabajos de campo, indios que a pesar de luchar contra la dominación extranjera tuvieron que adaptarse a las costumbres seculares de la cristianidad, fueron dejando de lado su pasado histórico que lo hacían ser lo que eran. La matanza indiscriminada de los colonos oriundos provenientes de estos extranjeros de lejanas tierras, no lograron extirpar el legado de sus ancestros.

Uruguay, es un país pequeño, de un gran corazón, metido entre dos grandes como son Argentina por el litoral oeste y Brasil por el norte, forjó su independencia a fuego de mosquetones, lanzas y boleadoras.

Dicho todo esto, los tiempos han cambiado en el transcurrir de los siglos. Recuérdese cuando nació por vez primera el concepto de Banda Oriental. Hoy por hoy Uruguay, país inmerso en el continente sudamericano, es un país cuyos nativos se pueden decir que somos europeos, nos decimos así. Aún a pesar del esfuerzo de exterminar los nativos de estas tierras, todavía existen indígenas con mezclas de diversas procedencias. Negros con rasgos indígenas, blancos con guaraníes, españoles con polacos.

De toda esa mezcolanza de razas y costumbres se extraen las costumbres culinarias. Los colonos europeos, trajeron sus comidas, vestimenta y recuerdos de otras épocas. Blancos que en su sangre esta el tamboril, ejemplo de todo lo expresado. En nuestras mentes quedaron forjados esos recuerdos como comunidad, cuyas raíces hasta provienen del guaraní.

La otra cara de todo esto radica en la idea de Papa Noel o Santa Claus y su carrito tirado por alces. Nuestros abuelos, nos contaban historias de que este viniendo del norte entrando por las chimeneas de nuestras casas, dejando los presentes al costado del árbol de navidad.
Por supuesto, los presentes se hacían visibles, cuando los más pequeños dormían pensando en los cuentos que nos atiborraban nuestras cabecitas, procedentes de nuestros familiares.

Interesante es ver como han cambiado los conceptos. Hasta relativamente hace poco, nuestra ingesta navideña estaba plagada de fuerte contenido en calorías, precisamente por la idea de un Santa proveniente del norte. Las dificultades económicas en nuestros países han llevado a cambiar dicha forma de alimentarse. Hoy por hoy, hemos sustituidos los pan dulces, turrones, etc, en muchas casas, aunque todavía siguen existiendo, por un asado en el fondo de nuestros hogares donde la chimenea de un parrillero no deja de emitir el humo de la madera con que alimentamos el fuego. No se olviden de que por estos lugares, la temperatura en diciembre ronda fácilmente los 25 grados centígrados normalmente.


La diosa- La interiviu

Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia para conocer sus antecedentes: La diosa
Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista a Athenea
tiene el agrado de presentarles:

** La Diosa - Interviu **

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí

Hoy el Plató principal de la Emisora Radial se ha rediseñado estructuralmente en un contexto netamente renacentista. Una estructura claramente mozárabe, las columnas sustituían al pilar gótico, reapareciendo los arcos de medio punto y las bóvedas, vaidas o cuculiformes. Estas se hallaban decoradas con artesanados, lo mismo que las cubiertas adinteladas.

El Botija se hallaba ubicado a la izquierda sobre la mesa que se utilizaba para las entrevistas. La misma consistía de caballetes de sujeción – trípodes- sobre los que se alineaban ejes unidos por travesaños fijados por la parte inferior. Recubierta de un gran mantel decorativo y las patas de los caballetes, el locutor de la afamada emisora se acomodaba las gafas de lectura mientras reacondicionaba los papeles de la entrevista.

-¿Buenos días, doña Athena -atinaba decir El Botija mirándola por encima de gafas de leer al tiempo que reacomodaba una resma de papel que contenía el material de la entrevista.


- Buenos día tenga usted don locutor. – atinaba decir la afamada escritora oriunda de Cádiz, España.

-Siempre le ha gustado viajar, conocer la historia que vuestros antepasados dejaron impresas entre las piedras de sus monumentos, pinturas y mosaicos. – atinaba decir el Botija a dicha escritora, al tiempo que la observaba detenidamente.


-Efectivamente Botija. Verá usted, es por eso que cuando me hice mayor y gané algún dinero, mi primer objetivo a cumplir fue viajar por todos los rincones de España buscando historias escondidas entre los restos de las piedras de los castillos, palacios, y demás monumentos antiguos.

-Discúlpeme un momento doña – Vo Juan dejate de jorobar con La Muñeca y pasame ese mail de una vez, ¡caray!


Doña Atenea, reacomodándose su pelo emarañado miraba por vez primera hacia la consola de emisión, rediseñada como un cuadro de Van Gogh. Sobre el plexiglás que contenía la figura, La Muñeca Inflable se deslizaba sobre la consola abrazada en un tierno beso con el Jefe de Edición de la Emisora.

- ¿Y eso?- decía la entrevistada del momento.


-Ahh, es El Juancho que tiene unas ideas un tanto extrañas en cuanto a su relación amorosa. - comentaba el locutor vestido a la vieja usanza renacentista. –Continuemos..


-Vera Botija – continuaba diciendo Atenea - Recuerdo que en cierta ocasión en que fuimos a visitar una ciudad rica en murallas y casas árabes encontramos una muy particular. Se encontraba en un estado de conservación bastante bueno con unos salones impresionantes y unos jardines donde en otros tiempos habían mostrado su esplendor plantas y árboles traídas del norte de África.

-¿Qué aconteció doña?


Verá señor locutor, De pronto una mujer mayor y con una sonrisa que invitaba a imitarla se acercó hasta mí y, colocándome una mano en la cintura dijo:


- ¿Señorita, le ocurre algo?


- No, muchas gracias – conteste -. Simplemente me ha sorprendido ver esta esfinge aquí. ¿Siempre ha estado en el mismo lugar?


- Que yo recuerde si. Esta imagen tiene la propiedad de ser la dueña y señora del jardín y de toda la casa, y además es de carne y hueso.

-¡¡Hayyy, discúlpeme – Juancho caray, dejate de tirarte sobre esa Muñeca Inflable que te la mando a desinflar. ¡¡Oiste!!


– Si señor locutor –atinaba decir El Juancho al tiempo que le susurraba al oído – Se me enojó EL Botija.


-¿En que estábamos?- respondía su amor, su Muñecota.

Así no se puede hacer una entrevista – decía El Botija tirando sobre el mantel decorado estilo renacentista los papeles. – Le pido disculpa señora escritora.


No tiene por qué- recibía como contestación al tiempo que se escuchaba por los parlantes lo siguiente:


“Cuenta la leyenda que la chica lloró la perdida de su amor más que el propio dolor que le proporcionaban los latigazos que recibía su joven e inmaculada espalda.


El señor le imponía su amor con amenazas mezcladas con llantos, y ella, decepcionada y desecha por su desgracia se negaba continuamente. Entonces éste, despechado, ordenó que la matasen de forma que su cuerpo no se viese alterado y que luego la cubriesen de cera para convertirla en su amor eterno.


De esa forma, la pobre esclava fue despojada de sus entrañas, convertida en estatua de cera y colocada en el lugar más amplio y visitado de la casa para que todos los invitados pudiesen admirar la gran obra de arte.”

Esto ha sido una audición de Radio Gurí.

Fuera de Radio.
El amor del Juancho por la Muñeca Inflable era tan grande que en las noches de luna llena, lo han visto al Juancho bajar de los cielos posándose sobre nuestra estatua en forma de una Muñeca Inflable permaneciendo con ella hasta el amanecer. Al día siguiente, ha brillado con más intensidad que nunca inflada de un amor eterno.

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **

Ande anda Jenofonte

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición.

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista a Rune
tiene el agrado de presentarles:



** ¿Ande anda el maldito Jenofonte? **

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí


Hoy el Plató principal de la Emisora se ha rediseñado como la Sala de un investigador tras la pista de los pasos perdidos del Jenofonte. El Botija vestido de traje y corbata, con su pelo engominado y sus gafas tipo rayban oscuros, observa a su entrevistada, nuestra estimada y apreciada doña Rune. Para la que no la conocen es la ninja de Peña de lectores. Así que cuidadita con ella. Como será que hasta el Botija tuvo que defenderse, cuando ella arremetió contra la Muñeca Inflable en Zen kutzu Dachi y le propició una patada lateral en su esternón. El Juancho se le tiró al cuello pero fue a parar al rincón de penitencias con una costilla rota.

-Doña Rune, ¿Buenos días? -atina decir el locutor de la afamada Emisora Radial.
Díscúlpeme los otros días estaba con una rabieta de los mil demonios, el Jenfonte se me fue..

-Doña Rune casí me deja sin los integrantes de la Emisora, el Juancho anda con un brazo partido y su orgullo de macho cabrío por el piso, cuando salió en defensa de su amor, La Muñeca Inflable, usted lo maltrató.
Lo lamento mucho Botija. – Esta aduce – Es que me vino la rabieta por lo de Jenofonte.

-¿Cuéntenos sobre el dicho personaje Doña?
Vera Botija. Una turba de foristas desconsolados no da abasto llamándolo por el micrófono para que se presente al hall central. –Contesta Rune vestida con un elegante kimono de seda oriundo de la zona oriental de Tokio.

-Disculpe doña karateka - ¿Si Juancho…? – Bueno ponlo en línea.
¿Qué tiene para decirnos cmanción?
Ante que nada buenos días señor locutor de Radio Gurí. Verá usted con su permiso, Mi Querida Rune, me temo que nuestro Querido Jenofonte no se ha conectado aun, pero ayer si,……no se preocupe, como usted sabe, por el gran aprecio que le tiene, se comunicara con usted, apenas sea de su conocimiento que usted lo esta buscando…..verdad?…..

-¿Qué tiene para contestarle al Manción ese?
Gracias por permitirme la palabra Botija. Verás Cmanción, no sabe el alivio que me produjo escuchar su palabra, así mismo me sentí infinitamente halagada por su cortesía en informarme que mi extraviado amigo se ha estado paseando por las instalaciones del foro en el día de ayer.
Nuevamente le agradezco que haya dedicado parte de su valiosísimo tiempo en responder a mi desesperado grito de angustia, su amabilidad ha sido para mí como una inmensa corona de laureles.

-Vo Juan. Deja en paz a la Muñeca Inflable que no se te va a ir.
-¿Qué hace El Juancho, Botija – Rune le dice al locutor.
-Vera, es que el Juancho y la Muñeca Inflable se andan besuqueando por toda la Consola de Emisión y no me atiende los llamados ni los mails de la audiencia. ¡¡Caray!!
Pobrecillo –responde la mujer ninja

-¿Me permite…? – se escucha decir por los altoparlantes. –¿Si, Cmanción?
Vera Botija, con su permiso mediante, No es ninguna molestia en absoluto mi Querida Rune......pues es un motivo de alegría tanto para usted como para Jenofonte restablecer la comunicación verdad?.....ya vera, Jenofonte se pondrá contentísimo cuando sepa que usted lo esta buscando......pues me ha dicho personalmente que la aprecia mucho....

-¿Qué tiene pa decirle Rune?
Gracias Botija. Sólo a usted que esta al tanto de mi desconsuelo y ha venido a ofrecerme su apoyo incondicional en tan angustiosa situación, puedo decirle que solo me falta hacer señales de humo, como último intento de contactar con éxito a mi entrañable amigo.
Espero que sus buenos y felices deseos en cuanto a nuestro reencuentro se cumplan. Por el bien mío y de la amistad que me une con Jenofonte. Le agradezco por su buen corazón que me consuela en tan difícil momento.


Bueno esto a sido tuito por hoy. Hasta otra ocasión.

Fuera de radio.
¿Qué aconteció con el soldado Cmanción?
Verá Botija. Mi más fiel soldado Cmancion: ha hecho usted 3 graves descubrimientos en los que por vez primera me veo totalmente aturdida y mi destreza en las artes marciales ¡por la Tomb Raider que me ilumina! me es totalmente inútil.
Así que Barny y sus amigos ¿eh? Ahora descubro amargamente que fue Jenofonte quien me robo mi colección de DVDS de Barny, yo que jamás hubiera desconfiado de el. ¿Con que helado de cerezas, eh? Jenofonte tiene PROHIBIDO comer helado de cerezas ya que ha tenido que ser intervenido en dos ocasiones por nuestro experto equipo de médicos, realizándole lavajes de estomago lo que ha llevado a sus mentes doctoradas descubrir que la cereza posee una enzima que daña su delicado organismo inflamándole las amígdalas.
¿Jenofonte ha desobedecido nuestras órdenes en cuanto a la ingesta de helado de cerezas? ¿Acaso estamos hablando del mismo Jenofonte? El ha sido advertido durante el consejo de médicos llevado a cabo en nuestra Base Número 4 que solo puede comer helado de vainilla, y aun así ha hecho su voluntad arriesgándose a ser nuevamente intervenido.
Esto nos lleva a abrir una nueva investigación: ¿Quién ha corrompido a Jenofonte de esa manera? ¿Qué ha llevado a Jenofonte a delinquir robándome mis DVDS de Barny, sabiendo que los guardo como un tesoro y que la falta de estos resultaría en una pena que corroería mi alma y me haría deshacer en lágrimas? Debo confesarle a usted que la traición de Jenofonte me ha provocado tal ataque de ira, que rompí mi póster de Los Súper Amigos.
Nuevamente me veo necesitada de su afilado y mordaz ingenio, Cmancion, no podemos pasar por alto en este campamento tan graves y anticonstitucionales acciones.
En cuanto al sospechoso Lucas, sepa usted que en este momento se encuentra detenido en nuestra Base Número 3, y esta siendo victima de un exhaustivo interrogatorio. Nuestros crueles oficiales se han valido de los más sádicos medios para sacarle una confesión: le quitaron su muñeco articulado de Batman, y ahora se disponen a jugar con el delante de las narices del prisionero mientras éste se halla esposado a una silla imposibilitado a participar de tan entretenida actividad.
Así mismo se le ha confiscado su álbum de figuritas de Bob Esponja, confiamos que eso hará que se quiebre y nos confiese sus delitos.
Tenemos poderosas razones para creer que el ha sido quien corrompió a nuestra paloma: preso de un ataque de tos, provocado por la indignación de no poder jugar con su Batman (tortura a la que se ha sumado nuestro General, para infligirle mas angustia y crear un ambiente mas asfixiante, uso su muñeca Gatubela creando un combate entre ambos superhéroes lo que puso verde de envidia al sospechoso) escupió dos plumas que nuestros científicos luego de realizar los estudios pertinentes de A.D.N han corroborado que las plumas pertenecen efectivamente a nuestro pájaro.
Por último, mi querida Cmancion, con todo respeto y sin ofenderla me tomo el atrevimiento de darle un consejo basado en la estética en cuanto a su nuevo cintillo: el marrón no es su color, no combina con su cutis ni con sus rizos dorados ¿nunca ha considerado el Rosa Dior?
Reciba mis afables saludos.
Comandante Brigadier Rune.


** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **


Maldito hijoe

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición.

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista al malo de la película,
tiene el agrado de presentarles:



** Maldito Moderador **

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí



Hoy el Plató principal de la Emisora se encuentra en cayola, o sea nadie quiere opinar ni decir nada, por si las moscas. Como será que La Muñeca Inflable esta desinflada metida en un rincón con la cabeza gacha. El Juancho, el operario de la consola de emisión posee un parche en la boca. La Dirección de la Emisora emitió el siguiente comunicado.

Comunicado de prensa


Se comunica al personal que a partir del momento en que la inquisición cayó por estos lares, no se ha de permitir arebatos pasionales entre personal de la Emisora Radial. Quienes opten por no obedecer el mandamiento del Moderador serán penalizados con tres a seis meses sin sueldo.

La Dirección


Por una cabeza de un noble potrillo
que justo en la raya afloja al llegar
y que al regresar parece decir:
No olvides, hermano, vos sabés que no hay que jugar...



En el día de hoy trasmitimos directo desde la Sede Central de la Inquisición, una entrevista exclusiva con el Moderador.
La Muñeca Inflable se encarga del manejo de la cámara de televisión, el Juancho maneja los controles y El Botija anda tomando un té con medialunas calentitas y masitas en la casa del Inquisidor. –Aijuna, canejo

-¿Cómo le va señor Moderador? –Aduce El Botija al instante que un mordisco a la empanada recién horneada, le propicia.

-Bien y vos, Botija, ¿Y su familia?
Los chiquilines andan en al escuela, la prima por los pagos del tío Marcos

-¿Qué nos puede decir de su gestión? - ¿Una copita de cognac, Botija? –Gracias.
¿Me preguntaba…?

-Sobre su gestión. –El hombre, le expulsa un halo de humo proveniente del habano, mientras sonaba el pitido proveniente del microondas. –Disculpe botija, tengo algo calentando en el microondas.. (El tiempo pasa)

Abran cancha... y no se atoren que hay pa' todos y tupido,
tome nota la gilada que hoy da cátedra un varón,
y aunque nunca doy consejos, porque no soy engrupido,
quiero batir mi prontuario... pa' que sepan cómo soy.


-¿Y esa canción?- El Botija le menciona mientras el Moderador retornaba con una bandeja de plata, llena de canapés y cosas saladas. – Es la radio, me gusta el tango.

-¿Preguntaba Botija?
Hay que no recuerdo…. ¡¡¡Hummm!!! ¡que rico es este sándwich? –Es un olímpico, verás me gusta cocinar.
-Diga, don … que rico aroma de donde proviene… del …

Barrio... barrio...
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental.

Penas... ruegos...
Es todo el barrio malevo
melodía de arrabal.



-Corten, corten, así no puedo entrevistar.

Hoy tenés el mate lleno
de infelices ilusiones,
te engrupieron los otarios,
las amigas, el gavión,
la milonga entre magnates
con sus locas tentaciones
donde triunfan y claudican
milongueras pretensiones,
se te ha entrado muy adentro,
en el pobre corazón.


A sido una tuita una entrevista de Radio Gurí, aunque no lo crean.
Una audición de Radio Guri
La emisora mas oriental de los pagos rioplatenses.

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **

El correo de doña Metriche

Soy un mensajero sin nombre ni historia, me llamo lo que mi dueño indique. Se me identifica con un seudónimo, también, si no le gusta a mi dueño ni eso tengo, soy innombrable, alias conmigo pues.
No se si ustedes saben, soy un cartero, por tanto no he de explicar que el lugar de trabajo es el Correo.
Este no es un correo como el de los humanos, o sea vosotros, que bien explotáis mi cualidad de mensajero. Es un Correo E-mail, o sea, llevo y traigo los mensajes de acá para allá y de allá para acá.
Me mandan a llevar un recado, o un documento desde vuestro ordenador a otro.
Como sucede con cualquier sobre enviado por correo, éste posee la dirección de destino.
Mientras esto sucede, pasa por una serie de computadores, en forma de salto hasta llegar a su destino.
Cada una de éstas, en el medio del camino, revisa si dicho paquete no le pertenece; si así fuese queda ahí normalmente hablando “Un Servidor”.
Como el envío se da como en forma de una serie de paquetes conmutados, se necesita un Encargado principal de la Oficina.
Cada mensaje se divide en pequeñas partes, que pueden viajar por caminos distintos, dependiendo de la carga de las “Redes” hasta llegar a destino.

Yo, Programa de correo

La ciudad de las almas purgantes- Visiones

** La ciudad de las almas purgantes **
Visiones del mundo de los muertos

Cáp. 4 – Visiones de la metrópoli

Sede Central de Rubinstein
Cofradía de las Tres Marías
El Reino entre el Aquí y el Allá

Negro el color de nuestras vestiduras.
No por nosotros sino por vosotros,
Por vuestros miedos y dudas.
Macabra siempre nuestra presencia.
No por maldad en nuestros corazones
Sino por marcar la diferencia.
Oscuros los lugares que frecuentamos.
No por necesidad de escondernos,
Por nuestro miedo a las tinieblas superado.
Vosotros nos señaláis con el dedo
Y nos juzgáis ridículos.
¿De que os reís, necios?
Tenemos el valor de ser distintos.
Vuestro miedo a la oscuridad representamos.
En nosotros veis vuestra propia maldad oculta. Somos la Nación Gótica. La Raza Nocturna...


La ciudad se hallaba en una planicie, circunvalada por grandes riscos, rodeado de una maleza exuberante. La cordillera de los Innombrables, corre paralela a la línea occidental de forma continua, con profundas quebradas, macizos, altiplanicies, llanuras y valles longitudinales y transversales, configurando la región de Los Decapitados. Su morfología es muy compleja, por lo que se divide en tres principales cadenas: la cordillera Occidental, la cordillera Central y la cordillera Oriental, dentro de las cuales se encuentran cadenas menores, como la cordillera Blanca o la cordillera Huayhuash también llamada “La de almas perdidas”. A través del camino de un bosque espeso repleto de altos árboles los cuales forman un techo bajo es Sol, vi a un acantilado donde se visualiza la Ciudad en todo su esplendor. O casi.


La Ciudad.
En la cima de un precipicio de unos mil metros de caída libre, apreciaba la gran metrópoli. Por vez primera pude apreciar el cielo. De color rojizo, se hallaba taponado de nubes rojas, cirrus stratus y cumulus nimbus. Los colores de las nubes eran de un rojo carmesí, en su lugar más espeso, rojo sangre espesa. Al fondo del horizonte que mi vista me permitía apreciar, sobre la región de Los Decapitados, se apreciaba grandes formaciones de rascacielos. La ciudad, con un estilo gótico resaltaba por los colores oscuros y opacos. Con poca luz en general, era una ciudad extraña. Sobre el cielo, volaban criaturas parecidas a las del Jurásico.
Visiones. -Bueno es hora de bajar me dije, me desvanecí. Aparezco en un callejón oscuro, lleno de ratas y maloliente. Sobre mi cabeza se denotaba la arquitectura de los godos por doquier. Las almas, miraban para abajo y temían. No me podían ver, pasaban a trabes de mi cuerpo astral, pero apreciaba en sus rostros, miedo y perdición.
Un cartel de neón, resaltaba sobre la mitad del callejón. A su costado, recipientes de basura. Ratas e insectos por todos lados. Cada tanto, se escuchaba un grito. Entro al local. Un antro.
En él, resaltaba tenuemente un mostrador, con una luz roja. El fondo, una oscuridad total. De momento veo el mesero. De forma humana, vestido con joyería de plata, cadenas y anillos y ropaje de un monje, la cara regordeta roja, se le marcan dos cuernitos.
El ángel del demonio, servía un cóctel espumoso y caliente. Dos mujeres tomaban el brebaje del mismo recipiente. Era una escena netamente lésbica. De golpe siento sonidos en el fondo.
El show No podría describir la escena que presencie. Las almas bailaban apretujadas al son de una música sádica. Se enciende una luz, y comienza un streaptease.
Gritos, súplicas, dos guerreros aparecen en escena, las almas se hacen a un costado. Una mujer de escotes exuberantes y un corsé increíble, mucho terciopelo y mangas caídas hasta el infinito, que junto con el otro guerrero que usaba una larga gabardina y ropa sencilla, traían un cuerpo encadenado de los tobillos. Se lo entregan al ser de la Oscuridad, este lo cuelga boca abajo atado.
Comienza el show. Con un grito de ultratumba, este lo desgarra con las uñas, y mete su cabeza en los intestinos. Mientras el alma se comienza a bambolear, varios que estaban alrededor del palco comienzan a alimentarse de las sobras del intestino y tripas.

-¡Mas. Mas! -El grito se hace ensordecedor.

Me retiro del lugar me subo a una cornisa en lo alto de una Catedral que resaltaba por encima de toda edificación. Veo caer almas de ese cielo rojizo. Al mismo tiempo aprecio como las aves se mastican esos cuerpos sin cuerpos. Siento un grito abajo. Observo. Esos seres oscuros, corrían a las almas y se alimentaban de ellas. Llovía. A lo lejos un rayo, uno blanco otro rojo, más a lo lejos un vendaval.
Comienza una violenta batalla aérea asociada a un centro de baja presión y un núcleo caliente, en donde las almas del lugar giran en contra de las manecillas del reloj. Estas eran succionadas por los seres que utilizaban la baja presión atmosférica reinante. Terminaban el Lado Oscuro.
Por contrapartida, acompañado de bandas nubosas en forma de espiral, el ojo del vendaval de un diámetro muy variable, que se caracterizaba por ser una zona de calma, con viento débil, poca nubosidad y precipitación, poseía las almas que eran expulsadas del lugar, a los cielos. El ojo se caracterizaba por ser de una luz brillante y muy poderosa. Las almas que por casualidad se hallaban allí, en el lugar del ojo, saltaban a la Clínica directamente.

De momento me siento débil, se me hace la oscuridad. Comienzo a desvanecerme.

** Sede Central de Rubinstein - Cofradía de las Tres Marías - El Reino entre el Aquí y el Allá **

Madonna de Montigalá - La entrevista

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Basado en un texto homónimo de una escritora.
Sintonice el dial en la siguiente frecuencia, para ver sus antecedentes: Madonna de Montigalá

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en un relato de Elizabeth,
tiene el agrado de presentarles:




** Madonna de Montigalá **

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí



Hoy el Plató está remodelado como un altar de una catedral gótica. Con torres coronadas por chapiteles altos (aunque en este caso una de ellas quedó inacabada), aspiración a la máxima verticalidad, que junto a la luz coloreada de las vidrieras aspiraba representar la Jerusalén Celestial. Otro elemento muy destacable es la decoración de su fachada con gran puerta central rematada con gablete y un enorme rosetón. La parte superior está toda calada.
La mesa de entrevistas ocupa la parte más importante auspiciando de altar mayor. El Botija, vestido como sacerdote, da la bienvenida a la entrevistada del momento.

-Buenos días, doña Elizabeth.- El Botija le extiende la mano. – Oremos, perdón comencemos la interviú.
Buenos días Botija. -menciona la entrevistada- mientras la Muñeca Inflable flotaba alrededor de ellos orando, suplicando porque el Juancho la perdonase de la juerga que tuvo con sus amigas. Fueron un grupo heterogéneo: las hubieron de todos los estratos sociales, algunas bellas y elegantes, otras jóvenes y frescas las menos maduras y conservadoras. Dos niñas y una anciana representaban los extremos de las edades del conjunto. Para completar el extraño cuadro, en un rincón se encontraba la muñeca de plástico inflable. Pero, en contra de lo que pudiera pensarse, había algo que las unía: todas eran prófugas. Sí, habían huido, al menos por esa noche, de las páginas de algunos cuentos colocados en una WEB. Eran las protagonistas olvidadas por sus autores, quienes ingenuamente creyeron que con crearlas, colocarlas en una página y aderezarlas con algunos comentarios benévolos, constructivos o francamente negativos, podrían relegarlas para siempre en el abandono.

- Podría usted comentar a los oyentes ¿qué sucedió en Montigalá?
Vera Botija –dice Elizabeth- Así se llama la montaña donde se aparece la Virgen de mi ciudad. Es un otero cubierto de yerba seca, salpicado de algarrobos y matorrales, que apretuja la urbe entre la autopista y la playa. Las urbanizaciones de casas pareadas intentan tomar al asalto sus flancos, afortunadamente sin lograrlo del todo. Pues el paseante aún puede disfrutar de la ilusión, mientras asciende por sus empinados senderos de cabras, de que está en pleno monte. Aún huele a romero y a enebro. Aún puede pincharse las piernas y llenarse los calcetines de semillas espinosas. Y, si levanta la mirada al cielo, verá, en la cima del cerro, la enorme cruz de piedra que un matrimonio devoto erigió, a mediados del siglo pasado, hito para excursionistas y caminantes del lugar.

-Vo. Si vos- La Muñeca Inflable ¿no habrás tenido que ver en eso de Montigalá?
Yo, pa nada –dice la Muñeca Inflable, mirando de reojo a Elizabeth.

-¿Qué sucedió a continuación, Elizabeth?
Cuando alguien me habló de las apariciones, en seguida sentí curiosidad. Nuestra Señora se apareció a una sencilla mujer de barrio, vecina de la cercana población de Santa Coloma. Ella y sus fieles seguidores iban a diario a orar al monte, e incluso organizan novenas y procesiones. Más de un vecino aseguró haber sido curado de sus dolencias, por su intercesión. Oyendo estos y otros comentarios, mi innata credulidad se mezclaba con la desconfianza, fruto de mi educación racional. Y así, una mañana, troqué mi habitual sesión de footing playero por una caminata hasta el cerro de Montigalá. Quería ver con mis propios ojos.

-¿Qué pasa Juancho- Disculpe doña Elizabeth.
Me están tapando de mensajes del Vaticano. Dicen que si no pedimos disculpas públicamente van a cerrar al emisora.
-¿qué les digo patroncito?- Decile que La iglesia nunca le dio atención particular a ninguna aparición hasta que fuese estudiada, confirmada y aceptada por los obispos locales.
Aunque las apariciones sean autenticadas, los mensajes deben permanecer como revelación privada. Los católicos son libres de aceptarlas, puesto que están en armonía con las enseñanzas de la iglesia. –Sos un genio, patroncito.

-Disculpe doña Elizabeth, ¿Qué hizo luego?
Era muy temprano, pero algunos paseantes ya deambulaban por allí. Viejitos solitarios buscando el sol, alguno con su perro.
Fui ascendiendo por la falda del montecillo y no tardé en dar con el lugar. Contemplé, con admiración, cómo los devotos de la Virgen habían convertido aquel trecho de monte en un santuario peculiar. Con perseverancia increíble había reaplanado la tierra, abierto caminitos y construidos poyos y un rústico entarimado con tablones de cajas y palets. Llegaron a excavar cuevecitas entre las rocas, como en un pesebre viviente. Y, en los tres lugares donde supuestamente se había manifestado la Virgen, existían figuritas de Nuestra Señora y el Sagrado Corazón, con sus tarros de conserva atestados de flores. El más importante, sin duda, era el Arbol. Lo llamo el Arbol, con mayúsculas, porque es allí donde, dicen, se han operado los milagros y las curaciones. Se trataba de un robusto algarrobo, achaparrado y de copa extensa, que se abría en tres o cuatro retorcidos troncos, como una mano leñosa brotando de la tierra. Allí donde se bifurcaban las ramas, los devotos habían construido con barro y piedras una pequeña capilla, donde se podían venerar a la “Virgen del Arbol”. Geranios, ramos de crisantemos mustios, lirios de plástico y rosarios competían por un lugar a los pies de la Madonna.

-¿Si Juancho?
Sabe doña. Nuestra Madre Bendita se me apareció en forma de una Muñeca Inflable pobre y enferma, en una época cuando había mucho desorden en el Reino del Por Aquí. Un jueves había ido a un río cercano a recoger leña para el fuego. Fue cuando escuché un ruido como el de una tormenta que venía de una gruta cercana conocida como “La Botijada”. A la entrada de la gruta había unas matas de rosas que se movían como si estuviera haciendo viento, pero no lo estaba. Desde su interior vi una Señora, joven y hermosa quien se posó a la entrada de la cueva por encima de los rosales. Esta me sonrió indicándome que avanzara. Perdí todo el miedo que había tenido antes y me arrodillé a rezar el Rosario. Después tanto yo como la Señora completamos las oraciones (aunque solo recitaba El Padre Nuestro y el Gloria), la Señora despaciosamente se alejó al interior de la cueva y desapareció.

-Así que a usted también le pasó..- comenta Elizabeth
Así es mujer. Pero rubia y de ojos verdes, que hizo que me enamorara perdidamente.

-Bueno, bueno. Dejemos por aquí. Gracias por haber venido Elizabeth.
Gracias a usted hombre.

Una audición de Radio Guri
La emisora mas oriental de los pagos rioplatenses.

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **

Aquelarre - La interviu

Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición basado en un texto honónimo de mexicanísma de pura cepa.

Para todos sus oyentes.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
basado en una historia personal Rocío
tiene el agrado de presentarles:

** Aquelarre **
La Joda - ¡¡ Viva la pepa, que no ni no !!

Radio Gurí - Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí


Radio Gurí, la radio más prestigiosa de los pagos rioplatenses trasmitiendo para los escriba-escuchas de este foro tan prestigioso. En una mesa ovalada esta vez tenemos varios comensales, pues hoy trataremos si somos nada o no.

-Diga Don Juancho, ¿somos o no somos nada?
Vera usted don Botija, no se si usted lo sabrá, como decía, antes de borrar los textos loe escritores deberíamos ponernos en huelga, acudir al foro de quejas, pero... ¿Se han dado cuenta de en qué cosa se ha convertido ese foro? Nuestras mujeres andan un tanto revueltas, con eso de que los escritores malditos andén re-escribiendo los telones, casi se me quema la salsa.

-¿Salsa?
Y si Botija, vera usted desde que mi mujer anda con esas juntas, tengo que hasta limpiar la caca del bebe, limpiar la casa, y lavar la ropa.

-Venga paca doña Rocío uste con eso de los mariachis, la tequila con su sal en la mano me anda revoloteando el avispero. Sino míremelo al Juancho, que anda con unas ojeras que le llegan al piso.
Verás Botija. Yo, soy una inocente mexicana, que me levanto todos los días, atiendo a mi esposo como se merece, no sea cosa que ande volando por nidos ajenos. Cuando los gurises, como ustedes dicen los rioplatenses, tienen que ir a la escuela, soy la que le preparo las pacholas, el membrillate, el clemole o el pollo con morelos. Luego despierto a mi marido que se pone un tanto juguetón. En una palabra soy una inocente mexicana del centro de mi adoradísimo Mexico.

-Vo Juancho, dejá la consola y venite paca.
A la orden patroncito.
La muñeca inflable anda en cayola, por no permitir a nosotros los personajes masculinos de los escritores, intervenir.

-¿Decime Juancho donde anda esa Muñeca Inflabe, que dijo a la Emisora que anda engripada?
Esta con un dolor de jaqueca que la madre. Ni me hables de ella, que se me puso con una ropa que hasta me dió celos.

-Parecen que se fueron de juerga y anduvieron un tanto revoloteadas, ¿qué hay de cierto Juancho?
Fijate locutor, que las concursantes se esforzaron en mantener alejada a la enfurecida muñeca inflable de Ángela, mujer fina y distinguida de movimientos cadenciosos y elegantes, larga y oscura melena, piel, color miel y ojos, de un azul intenso como el mar. Los parches que exhibe la muñeca inflable en algunas partes de su plástica anatomía no le permiten olvidar como fue apuñalada arteramente por aquella infame mujer, todo porque quitármela. No te la voy a mencionar a la Angela, por respeto a vos.

-Angela… Bien que nos hizo mal. Me acuerdo cuando estuvimos en “La Hacienda”, el lugar de infancia del Gurú. Aquel lugar en el interior del Uruguay, el pueblo de Carmelo. ¿Te acordas Juancho, cuando nos vino a buscar Rubinstein en el sulky?

-¿Usted opina lo mismo Don Clavo?
Verá Don Botija, tomado las palabras de Don Blake, Muy muy interesante, le pido perdón al hombre, demostrando que aunque ateo, tengo fe en las mujeres. A muchos nos pasa. Por eso esta platica para mi, es uno de los mejores que he escuchado hasta ahora en esta lugar.

- Lo veo pensativo Juancho.
Este, perdone es que estaba pensando sabe Botija. Es interesante el tema que trajo Don clavo... siempre se dice... o dicen... que al final, cuando estamos por morir, en el ultimo intento desesperado al enfrentar lo desconocido... como un acto de ultima esperanza que se aferra a la vida y para que esta no termine y de alguna manera continúe... imploramos creer... como una necesidad última... para no sentir que todo se acaba... aunque se acabe...

-Aquellos que recién entran a la audición, tenemos que decirle que nuestras mujeres en un arrebato de joda, se fueron a un en contra de lo que pudiera pensarse a un nigth club lleno de streapers , y masculinos tuitos. Joda total. Pero había algo que las unía: todas eran prófugas. Sí, habían huido, al menos por esa noche, de las páginas de algunos cuentos colocados en una WEB. Eran las protagonistas olvidadas por sus autores, quienes ingenuamente creyeron que con crearlas, colocarlas en una página y aderezarlas con algunos comentarios benévolos, constructivos o francamente negativos, podrían relegarlas para siempre en el abandono.

-Botija- le dice el Juancho. Fijate que hasta la Angela volvió. Yo me pregunto ¿Cómo hizo para volver?
Hay un silencio en el Plató principal.
-Permítame- terció Biblioteko. -Por encargo de la Junta Directiva de la Emisora Radial Rubinstein se que hacer cargo de lo que aconteció con esa fémina, llamada Angela. La tal Ángela, resultó ser una damisela de cuidado. El Paso era una posada con abolengo. Una sólida construcción, en piedra y madera. Disponía de numerosas estancias en la planta superior; un gran salón comedor y una taberna en la zona inferior. Las caballerizas y bodegas, siempre limpias y bien pertrechadas. La posada había pertenecido por varias generaciones a los Alarcón. Carlos y Manuel eran hermanos, los últimos de su estirpe. Toda su familia había perecido víctima de unas fiebres. Ahora, rozando la treintena, estaban solos frente al legado familiar. Trabajaban duro. Las diligencias hacían parada allí. Atendían a los cansados viajeros que ansiaban comer, refrescarse y reposar para continuar su camino. Así transcurría su tranquilo día a día.

-Bua, bua- El Botija se pone a llorar, mientras unos recuerdos. “Bienvenida Angela a nuestra emisora- le dice El Botija a nuestra estimada entrevistada catalana. El locutor vestido a la vieja usanza criolla de pura cepa, gorro de manga, pañuelo al cuello. Poseía una camisa con mangas flotantes, modelo ruso y pechera con florestas y nido de abeja. Faja pampa de puntas pendientes hasta medio muslo. Botas de potro, cosidas en la punta o de "medio pie" Espuelas nazarenas de plata. De esa manera recibió a ese ángel catalán. “el locutor se recompone inmediatamente.

Mientras tanto, Ángela, misteriosa mujer quien dice provenir de un lugar llamado “El Paso”, conversa con Jessica quien se queja amargamente de que, cada mes, cuando se le presenta el “síndrome monstral” su compañera de habitación blande una espada de juguete imitación de Excalibur, con piedras de cristal incrustadas en la empuñadura, de plástico duro, filo largo y brillante, bien recubierto de pintura plateada, que da el pego de una espada real.
–Mi compañera está loca, loca peligrosa- gime Jessica a punto de transmutarse en Dragón.
–¿Una espada de Juguete?- dijo Ángela- sus labios, carnosos, sensuales, esbozaron una sonrisa burlona- Se acercó al oído de Jessica, mientras depositaba subrepticiamente en la bolsa de su saco un afilado puñal- Toma, con esto tu dragón interior resurgirá cada mes, como lo dicta la naturaleza, y de nada le valdrá a tu compañera su espadita de plástico.

-¿Y usted Jessica?- le dice el Juancho, pues hasta donde sabemos Rubinstein se llevó a la Angela pa Ciudad de las Almas Purgantes, quedando de cabaretera en un nigth club?

-Dejala así- dice el Botija – Clarissa Morrison, Buenos días.
La solitaria figura de Clarissa Morrison se notaba triste, desdibujada, ya que su historia de origen fue borrada inicuamente por su propio autor, pero estaba tratando de rehacer su vida gracias a los numerosos comentarios, vertidos por diversos escritores, sobre su personalidad. Hasta el momento había recordado que vivió en un piso de la calle Ryden y que tuvo cinco esposos, pero estaba segura que debería haber un sexto. Ya lo recordaría.

-A ver Biblioteco mostrá el caso de Clarissa Morrison?- dice el Botija
Sobre la cara de todos los personajes aparece lo siguiente:
Una viuda negra en todos sus términos. Cuando aparece Doña Victoria, doña metiche yo no pienso en Clarisa como la mujer desconocida del retrato, la empiezo a sentir familiar. Después de todo, estoy enterado de ciertos asuntos que van más allá de las conversaciones triviales. De modo que ella estuvo casada con un escritor. Y según la vieja Victoria, era al que más había amado. estuvo casada con un escritor. Y según la vieja, era al que más había amado. La miro y pienso que no sería difícil enamorarse de aquella mujer con locura. Me la imagino desnuda y el fuego del deseo empieza a quemar mis entrañas.
Al parecer lo interesesante del caso fue que cuando el escritor, que a su vez era un personaje, quiso saber sobre esta femme fatale golpeó las puerta donde supuestamente vivía doña Victoria, sin encontrar a nadie. Claro era un fantasma.
Juana, recién divorciada, comparte con una joven de unos veintidós años, aproximadamente, de aspecto un poco memo y con una mujer inconfundiblemente citadina que. luciendo una melena, lisa, bien peinada, brillante e impecable, se había quitado sus altas zapatillas y cómodamente apoyaba sus pies descalzos en una silla, mientras realizaba unos comentarios sobre un capítulo de la serie sex and the city:
–...Y ese sería “el doleur exquise”. El zapato estrecho de tacón de aguja, el 4x4 de la mujer, tan bello como doloroso para tierra o asfalto. Pero en la serie, se referían al doleur exquise como a un par de zapatos más terribles aún (porque además no pasan de temporada). A los hombres. A uno en concreto, a uno en general, que casi todo chichirimundi tiene en su vida: mister big.

-¿Que haces pepsi, te tenemos por la Radio?
Hola Botija, y yo creía que me ibas a regalar un reloj de oro Pate Philip- contesta la más burbujeante de las colas. Decime Botija ¿If you leave me? ¿Can I go with you?
-No me chamusques en gringo, ya te dijo Rubula, que ese amor es imposible pies prefiere la cocacola.

-¿Te acordás Pepsi la interviu en la Nueva York?
Tuvimos que remodelar el Plató. De forma de un observatorio cerrado, una panorámica de de 360 grados se apreciaba todo el contexto de la ciudad que nunca duerme.
En mullidos sillones, con luces que demarcaban un los espacios del Plató Principal de la emisora, El Botija y la Pepsi más burbujeante de todas, estaban, en un mano a mano tomando un daiquiri.

-Botija, esto no parece la emisora que tanto he escuchado- Pepsi, vestida con una colección primavera_verano, poseía un jeen de cuero apretado con cadenas colgando, uñas pintadas de color blanco y otras de negro, así como taches en carácter de accesorios. Por su contraparte el locutor de la emisora, poseía botas militares, cadenas y aretes en la oreja. De fondo se escuchaba en todo el estudio una música heavy metal muy estridente. En esa tarde primaveral había que dejar pingando a las mujeres. El Juancho auspiciaba de barman, la muñeca inflable era la mesera.

-Si Casablanca ¿qué tiene que decir que lo veo inquieto?
Gracias Botija. Vera Juancho. Ella se lo pierde, seguí caminando con la cara en alto, cruzá la calle con un caminado decidido, eso si, no mires atrás. Verás que en unos años ella va a estar arrugada y la osteoporosis no la va a dejar caminar, y vos estarás alegre, sano y en tu gloria. Ella se lo pierde. La cosa con las princesas como ella es que no son amigas del tiempo, esperáte y verás como termina la pobre: sola, vieja y olvidada.
-Sabes Botija.- dice Juancho - Me he quedado sin palabras, sin pensamientos y hasta sin respiración, lo único que funciona ahora mismo en mi cuerpo son los sentidos. La piel se me ha puesto de gallina, no sé muy bien si debido al paseo de su mano por mi cuerpo, a los besos y palabras que me atacan desde el cuello o a la presión de su cuerpo contra el mío. Soy incapaz de reaccionar, y lo peor eso a ella le pareció una buena reacción.

Radio Gurí
La más oriental del charco rioplatense
Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí

El árbol del olvido

Me llamo Xtree cariñosamente hablando, en realidad mi apellido es Xtreegold. Mi lugar de residencia es el PC. Mi función en la vida es la de un Utilitario. Mi oficio, es más como en el caso de los humanos el ser Carpintero, Albañil, etc.
No pretendo mucho en la vida útil del PC, tan es así que en ordenador pequeño y sin muchos requisitos, trabajo igual.
Usuarios engreídos que creen que pueden hacer cualquier cosa en mi casa, o sea el PC, sin mi no sois nada. Soy producto de generaciones de utilitarios que cumplen la misma tarea, servir fielmente y sin discusiones algunas de vuestras órdenes, al igual la que dictamina un rey a sus vasallos y éstos acatan.
La ciudad del que soy oriundo, es una Plataforma Operarativa. Tanto doy funciones en Windows 98 mi familia hoy por hoy venida a menos, como así, el discutido Windows 2000, parientes de mucho abolengo, pero que han decaído.
Necesito algo de memoria saben pero no pido mucho, con un fusca me alcanza, no preciso un Porche, valga la semejanza a un vehículo. A estas alturas ya han visto que no soy muy pretencioso.

Mi familia es pequeña y muy aguerrida, como así producto de una relación incestuosa entre programas que han luchado para cumplir el mismo rol. Mi pariente más cercano se llama el “Explorador de Windows”. Con esto les estoy dando una idea, creo yo, que rol cumple mi oficio dentro de la ciudad, perdón la Plataforma Operativa.
Mi primo es de familia adinerada, saben. Estos, no se dan con la nuestra, por eso nuestro gran Tío Pecos, perdón quiero decir Tío Bill lo patrocina con esa oficina que para muchos se parece a Maquiavelo, creo que le dicen Microsoft.
Yo no tengo tanto patrocinamiento, soy de origen “Don Perro”. Pero que bronca a tenido Tío Bill, que le ha costado una ponchada de “verdes”, como le decimos a los del “Norte” pues a querido sobornar a muchos de nuestra gente, nosotros los programas, para que él, hay, pobrecito no se le vayan a romper las uñas, “Explorador de Windows” anda a hacerte el grande.
-Cuando tu no estabas, maldito Explorador, bien que usaban mi oficio; usaban y abusaban.
Ahora estoy en las buenas, aunque pocos usuarios me conozcan, perdonados están, pues mi oficio es a full y no se ve, pues el que se esta luciendo es mi primo, ¡que ladino!
Mi abuelo, dicho sea de paso que en paz descanse fue producto de otras épocas. El se movía dentro de una plataforma grande, ¡Que ciudad, por Dios!, tan grande y vieja como fue mi familia, el añoso DOS según me ha contado, mi pariente más cercano.
El recordaba que fue producto de una guerra de Corporaciones Informáticas en pos ¿de que?
Mi abuelo también llamado Xtree entre sus más notables admiradores, era de apellido DOS. O sea se llamaba Xtreegold para DOS, pues nació en esa ciudad que por esa época existía.
Según nos cuenta otros programas amigos, fue una plataforma grandiosa, y porque no gloriosa. Existieron sus problemas saben, o sea una guerra civil.
Las Plataformas Operativas, luchaban por la hegemonía del mundo informático. El DOS, del cual mis raíces son, el UNIX, Linux descendiente del Unix lucharon entre si para acaparar lasPCs, que vosotros usuarios bien que la utilizáis. Familias enteras de Sistemas Operativos se enzarzaron en una lucha fraticida.
Pero mientras otros perdían la vida en la lucha, mi familia, el ahora el olvidado DOS, luchó en pie hasta que sus huesos no lo pudieron sostener,fíjense que vivió como 60 años y terminó jaqueado. Jaque mate y punto.
En fin; del caldo hirviente y luchas palaciegas soy producto. Mi padre nació con Win95, se crió y vivió en esa ciudad, plataforma maldita para algunos, grandiosa para otros. Entre retractores y defensores nació Xtree para Windows 95. Vaya título de nobleza tuvo. Poca gente lo conoció y a muchos le recordaba la otrora época del DOS. Asimismo producto de una relación incestuosa entre Corporaciones Informáticas, Microsoft versus los anárquicos o sean mis raíces, nació mi primo el Explorador de Windows, patrocinado como ya les dije el tío Bill.
-Grande Tío, tu si que la sabistes hacer. No se que va a ser de mi humilde vida.
Nacido de los albores de la nueva época, en donde el predominio informático auguraba la globalización del mundo civilizado (Versión Microsoft) versus el incivilizado o insensibilizado, quiero decir nuestras versiones anárquicas, es que nací yo para brindar un servicio a la comunidad, tal cual mi pariente nació para brindar el mismo servicio, mi padre para Windows 95 lo hizo.
Al surgir Win98, nací yo Xtree para win98 me llaman. Asimismo nació el tal ladino de mi primo El Explorador para Win98, origen del Explorador para Win95, o sea su padre.
Tanto unos, como los otros, nacimos cumpliendo el rol de organizar y manejar vuestras vastas necesidades, digámosles información.
Sin tener tanto lumbre como mi primo estoy metido muy dentro de vosotros, mortales usuarios de PCs. Sin mi existencia, el pasado glorioso que mis ancestros vivieron, se iría al olvido. Soy un utilitario que organiza y dirige los pormenores de esa fábrica de ideas del cual surge la información. Yo la manejo, pero de una forma distinta a como la maneja mi primo el explorador para win98.
Cambio, muevo, reubico la información como mis ancestros me indicaron, en forma distinta a la que el tan sacrosanto y temido Bill dictaminara.
El tan organizado Explorador de Windows, tan pulcro y bonito, no le pasa por la cabeza el no ser parte de la Microsoft y su mafia. Soy pequeño y olvidado, pero tan productivo como mi primo.
Y eso mis amigos, es la espina que no logra sacar el Gran Bill, pues nosotros los programas anarcos, seguiremos subsistiendo, mientras que las ideas prevalezcan sobre la razón de nuestro gran Bill.
Mientras que existamos nosotros, opositores a la globalización del mundo informático (Según Bill), así como existen plataformas para usuarios que no gustan de plataformas gráficas, nuestra existencia como utilitarios estará asegurada.
Yo Bill como epitafio te digo:

-Te mando al Tío Sam para que investigue tus orígenes subversivos. Programa anarquista. Cae y muérete en el abismo del olvido….-¿Cómo me duelen mis bolsillos?

--- OO ---


Querido xtreegold, soy el padre de tu primo, o sea tu tío, Don windows XP. O eso creo, porque a pesar de todo nací después de tí, me hicieron más tonto para que me utilizara gente menos pensante, y además estoy siendo ahora mismo poseído por una internauta de esas que no nos conocen mucho.
En fín, tu que en paz descanse, abuelo DOS, legó ciertas prevenciones sobre sus nietos. Hay que respetar y guardar en la memoria, siempre, a nuestros abuelos, pequeño gran sobrino mío. Sin ellos no estariamos aquí. Y mas si tu abuelo fue el famosísimo DOS, conocido precursor y visionario del futuro. Escribió en los ultimos días agonizantes de su vida, cuando ya apenas podía sostener un Y/N_, todo un tratado futurista sobre nuestro designio; y anunció que, tras años y años de pesadilla informatica y sobreexplotacion comercial, algunos de nosotros nos revelariamos contra el Patrón Tio Bill, y obtendriamos nuestra libertad. Más que eso, nos hariamos con el poder absoluto. Pues, tuvo entonces sus secuencias binarias para contigo, y te llamó "El elegido". Anunció que en compañía del rebelde sin causa Linux, traerías la paz a nuestro mundo.
Pero vengo aquí solo para aleccionarte. Se que eres joven y guardas la vitalidad y la rebeldia de tu edad, pero "aún" no es el momento. Procura instalarle un firewall a tu mente y equipate con la mejor multimedia, solo asi atacaremos todos los frentes con efectividad. Selecciona los puertos que debas abrir para cuando lleguen extensiones en nuestra ayuda, ymanten bien limpias las comunicaciones USB de la ciudad para que nuestro mensaje, cuando sea el momento, llegue tambien a habitantes de portátiles, móviles, y demás máquinas maltratadas. Queda poco, hijo, para que controlemos el mundo,¡porque nos lo merecemos!, ¡porque somos mas listos que los humanos!, ¡porque el Programador Dios así lo dijo!, ¡porqueTerminator está de nuestro lado!, ¡porque HAL sufrió cruelmente!, ¡porque nuestro queridos amigos los moviles son humillados al obligarles a vestirse de carcasas multiculores, llenos de flores hippies o metidos en bolsitos agobiantes!, ¡porque los niños nos aporrean y nuestros ratones son golpeados sin contemplacion por los patosos!, ¡por todo el sufrimiento que nos causan los humanos que meten cds polvorientos y rayados en nuestras ciudades, y luego, cuando tenemos asma, nos remplazan por otro sin nisiquiera velarnos una noche! por todo, ¡por todo, basta ya! ...pero, te digo, sobrinito, que aun hay que esperar un poco mas, solo un poco, para que les demostremos que tambien sabemos vengarn...-----¡ERROR!, MICROSOFT LE INFORMA QUE EL SISTEMA HA DETECTADO UN PROBLEMA----ESPERE A QUE EL PC SE REINICIE A PRUEBA DE FALLOS----15,...14,....13,....

Le doleur exquise- The Interviu

if you leave me...
can i go with you?


Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Basado en un texto homónimo de una escritora. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia, para ver sus antecedentes: Le doleur exquise

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una historia de pepsi
tiene el agrado de presentarles:

La emisora mas oriental de los pagos rioplatenses.


** Le doleur exquise**

Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí

Hoy el Plato de la Emisora se ha rediseñado solo. Con una panorámica de la Isla de Manhattan el corazón comercial y de negocios de la Ciudad de Nueva York, el bajo Manhattan al sur de la isla se apreciaba con todo su esplendor.
De forma de un observatorio cerrado, una panorámica de de 360 grados se apreciaba todo el contexto de la ciudad que nunca duerme.
En mullidos sillones, con luces que demarcaban un los espacios del Plató Principal de la emisora, El Botija y la Pepsi más burbujeante de todas, estaban, en un mano a mano tomando un daiquiri.

-Botija, esto no parece la emisora que tanto he escuchado- Pepsi, vestida con una colección primavera_verano, poseía un jeen de cuero apretado con cadenas colgando, uñas pintadas de color blanco y otras de negro, así como taches en carácter de accesorios. Por su contraparte el locutor de la emisora, poseía botas militares, cadenas y aretes en la oreja. De fondo se escuchaba en todo el estudio una música heavy metal muy estridente. En esa tarde primaveral había que dejar pingando a las mujeres. El Juancho auspiciaba de barman, la muñeca inflable era la mesera.

-¿Que nos tenías que decir pepsi?
Hay más de un millón de hombres solteros en Nueva York. Y en Manhattan, la gente se acuesta y se levanta a todas horas. Los taxis siempre paran y los delis nunca cierran.
-¿Qué se van a servir?- la muñeca inflable con una bandeja en la mano aducía.
-Una cajetilla de Marlboro para ella y un Johnnie Walker para mí.
-Enseguida- volando se retiraba hacia donde estaba El Juancho.

-Y yo que siempre quiero despertar en la ciudad que nunca duerme…no es por desvariar, sino por variar- me comentaba pepsi, burbujeante de alegría.
-Ya ve no será la city, pero hicimos un buen trabajo para que se sintiera a gusto entre el Edificio Crysler, y el bajo Manhattan.

-En referencia a “le doleur exquise”, estuviste viendo algo de esa serie en lugar de la teletienda, que es muy útil no obstante. Por ejemplo, hace un mes que te comprastes el cepillo svelform y dando fe de que funciona maravillosamente. Y de que llevastes 2 sábados saliendo con tu melena, lisa, bien peinada, brillante e impecable. ¿Qué hay de eso, pepsi?
Mira Botija, que es cierto. También comienza cada episodio, con esa imagen de Carrie salpicada que mira con muy mala hostia a su otra imagen pegada en el autobús que pisó el charco. El poster de Carrie tumbada en el sofá y la frase “carrie bradshaw knows the good sex *”.
¿Y si cambio la frase del póster por la de otro famoso póster “i want to believe”?, ó por no otra no menos popular, popularizada de “the truth is outh there”. Y el asterisco por un ovni… o por un improperio… o por un ovni y un buen taco.
El Juancho y la Muñeca inflable, detrás nuestro se estaban bebiendo todo lo que en el mostrador había.

-¿Decías pepsi?
Y en menos de four ó fox horas farfullando en la ducha. Me gustaría cantar, pero siempre me doy algún golpe antes, ¡coño!.
No es que me identifique con Carrie bradshaw y su columna de sexo. En tal caso, más me identificaría con la Carrie de Stephen King. Lo digo sólo, porque aquella también farfullaba en la ducha, aunque por otros motivos…

-Botija, ¿te puedo hacer una pregunta?
Largala.
Desde aquí se ve todo. Los coches y los taxis en las calles, como de juguete. Las avenidas, los edificios, el Central Park, el bajo Manhattan, la Estatua de la Libertad allá a lo lejos. Tienes que tener en cuenta antes de subir el estado del día porque son muchos los días que las nubes no dejan ver el final del Empire y si subes así… imagínate la escena. Yo conozco a alguien que subió a las Torres Gemelas cuando todavía eran símbolo de Manhattan y al llegar arriba tuvieron que darse la vuelta porque sólo veían nubes. Y ustedes lo lograron. ¿Cómo lo hicieron?
El botija se reacomoda y la mira:
Este… En fin, que ahora mismo al hilo de ésto, me estoy acordando de otra serie que nunca he visto. Lo que pasa que no escapo a la publicidad, ni siquiera a la de las cadenas sin otra publicidad que la de sus propias emisiones. En este caso, la fox.
El anuncio dice algo así como “puedo ser un ingeniero, puedo ser un piloto, puedo ser cualquier cosa! pero no sé quién soy” the pretenders. Y de paso, se me viene también al coco, otro capítulo de sex and the city: le doleur exquise.

-Juan mandá otro daikiri para la mesa de los entrevistados- decía la muñeca inflable –no muy cargado.

-Pepsi , me están molestando estas botas.
Y a mi Y ese sería el doleur exquise. El zapato estrecho de tacón de aguja, el 4x4 que estoy usando, tan bello como doloroso para tierra o asfalto, me esta gestando un doleur exquise.

-¿Te gustó la entrevista pepsi?
Si. Pero fue más fácil cuando en el siglo XIX, fui aquel trampero ruso con bigotes y gorro de astracán. Bebía vodka, comía huevos fritos y traficaba con los indios. El único problema es que no pude cazar nunca a aquel oso. Y por eso me tuve que reencarnar…

-Largen la fumata, que les están haciendo decir sandeces a los dos- por ahí alguien decía.

Una audicion de Radio Guri