Castillo viejo

La audición.
Aquí Radio Gurí desde las afueras de Castillo Viejo, trasmitiendo en vivo para todos los escriba-escuchas de este foro tan letrao que no me acuerdo que les iba a escribir.
A si, Don Antonio Lopez el que se jue como alma que la busca el demonio.

-Don Lopez, ¿qué nos puede contar sobre los entretelones de esta magnífica puesta de escena?
Sabrá usted don Botija, iba a Santiago andando, en cumplimiento de una promesa que le había hecho al apóstol cuando estudiaba Medicina. Esa misma mañana me había despedido de mis padres y había salido de Tarifa. Hacía unas horas que había divisado una fortaleza desde lejos y decidí ir a verla.

-Fue cuando vio este pedazo de ruina vieja que otrora se denominaba "Fortaleza de los Moros"
Vera señor Botija, hacía unas horas que había divisado una fortaleza desde lejos y decidí ir a verla. Ya sólo faltaban unos metros de subida, venía muy cansado.

-Cuéntenos con sus palabras lo que acontecio esa noche.
Cuando encontré un boquete suficientemente grande para permitir el acceso, Introduje primero mi mochila y luego me descolgé por la abertura. Sólo queria dormir al amparo. Vera la inclemencia del tiempo...

-Ahora hablemos de lo que presencio en el interior.
¡Calla, mal nacido! Te arrancaré la lengua y se la comerán las ratas. Te cortaré la cabeza y se la enviaré a tu señor.

-¿Cómo?
Perdone don Botija de ¿Como dijo que se llamaba su radio?
-Radio Gurí. La más prestigiosa de esta zona del Rio de la Plata, ya que es la más oriental de pura cepa.

-Bueno, retornando López, ¿es cierto que vio lo que vio?
Bueno.. este..
-una calavera oscura cubierta con una piel momificada.
Verá Botija....

-Señores y señoras tenemos la Jeniffer. Es una calavera andante mujer. ¿Qué nos tiene que decir doña?
¿Le gusta mi look?

-Esta hermosa. Le sienta bien el aspecto cadavérico.
Gracias que galante, pero retornando a lo que vine a decirle: ¡Deteneos, mi señor! No lo matéis, dejadmelo a mi, os lo ruego. Este infeliz no es más que un mensajero hambriento, que arriesga su vida por una causa que le es extraña. Dejadle con vida, Botija locutor,
seré de él, le pertenezco en cuerpo y alma. Es mi López al fin y a cabo. Si ha tenido agallas para venir él mismo a rescatarme y no deja en otros ese honor, le entrego mi cuerpo y mi alma. Seré suya, mi López, solamente tuya… Dejad que este infeliz no se se vaya.

-¿Y López? Zas, se volvio a dormir.
No. No era una calavera. Es mi Jeniffer. ¡Mi amor mi amor!, vení...
Antonio López sale corriendo tras la calavera de la Jeniffer López,


Bip.Bip.Bip.
Seores y señoras de ste prestigioso foro se nos cortó el interviu que teníamos pa todos ustedes. Cuando se nos haga la luz. ¡Estos cortes!




El Botija
Radio Gurí