¿Qué promoción?

No aparentaba mas de una treintena, la mezcla de una anatomía perfecta y su jovial carácter, la hacen una chica impresionantemente irresistible. Lo mejor sin duda, su culo, siempre resaltado por unos pantalones ceñidos o una faldita estrecha. Su camisa dejaba ver sus exuberantes pechos, que parecían pedir a gritos que los liberasen alguien de la estrechez y eso precisamente es lo que yo me propuse.

-Socorro que alguien me salve de este maniático. Ella sale corriendo, cuando la estaban sacando del embalaje. El nuevo envase de promoción. Un whisky escocés etiqueta negra en el stand del Supermercado.