Te lo dije...

Te dije que te iba a matar. Déjalo, me decías. Que no fumaras tanto, que iba a ser perjudicial a tu salud. ¿Y vos, nene, eso de la canela fina, el alfalfa, que me decías?
Un muchacha le decía a su compañero. Ella, con cáncer de pulmón, él con el cerebro desecho. Ambos internados en coma.