Los vecinos del 510

El hombre estaba acostado en su dormitorio. El cansancio y las discusiones con su familia, hicieron que éste cayera en un letargo total. Stress o virus, los matasanos diagnosticaron.
El vecino del 510, caminaba viendo vidrieras con su esposa. En cierto momento, le dice “me mareo”.
El hombre del 510 en ese instante, saltaba en la cama con convulsiones.
Maria, la esposa del vecino le dice “sentémonos”.
-Querido, es solo cansancio, la mujer del 510 le decía a su marido en dicho instante.
El vecino del 510 le dice a su esposa “nuestro apartamento..”

En el apartamento del vecino en el instante que el hombre entraba en convulsiones levitaba en el dormitorio de su hijo, el pequeño durmiendo en su cama.
Debajo de la cama de dormitorio del 510 donde el hombre se convulsionaba, unas velas encendidas y dos muñequitos con clavos, se encontraban.
En los muñequitos, dos nombres: “los vecinos del 410”.