Yo, el carcelero

-¿Saben lo que es ser un carcelero? -eso es lo que soy; vuestro ordenador es la prisión que protejo.

-Los programas que se encuentran en el mismo, así como toda la información que de estos se extraen, salen o se quedan si yo les doy autorización.

-Sois prisioneros, pero no por haberos portado mal sino que es por vuestra seguridad. –Los programas, mis prisioneros, son los que debo cuidar con esmero.

–Pero más allá de los programas, es la información que de éstos se subsistan los que más protección ameritan.

–La información es lo más valioso que existe en vuestro ordenador; es mi obligación como utilitario salvaguardar su propia integridad.

-Mi función consiste en brindar seguridad a cualquier ordenador conectado a internet.

-Uso el llamado Firewall o Cortafuego en su contrapartida española.

-Una vez que alguien haya contratado mis servicios, cuido con celosía que ningún mirón externo pueda inmiscuirse en los asuntos del propietario del ordenador.

-Poseo un mecanismo de bloqueo automático que no permite mirones; esa, precisamente es la tarea encomendada por mis superiores. De ahí, el término carcelero mencionado anteriormente.

-Poseo un sistema visual que permite por medio del mismo mostrar la información enviada vía internet y recibida desde el mismo.

-El área de seguridad, es el alma máter, mi columna vertebral; despliega un nivel de seguridad y permiso generales a nivel de Servidores muy altas.

Yo, Zone Alarm.