Jhon el niño blanco

Jhon, el niño de tez blanca y cabellos negros, provenía de las tierras del norte; tan al norte que su idioma era distinto al de los lugareños.
Era tiempo de vacaciones, los padres del mismo habían acordado, que si aprobaba el curso iría de viaje a Sudamérica.

Es así que Jhon estando en la capital del país sudamericano, quiso conocer un pueblito en el litoral. Para llegar a ese lugar debía tomar el tren rápido que cubría el ramal "Capital-Costa".
Iba contento mirando el paisaje que transcurría entre valles y en parte las cumbres cordilleranas que cubrían el oriente del país.

El cielo era límpido como un cristal. Disfrutaba de ese ámbito folklórico que conforma una sociedad sudamericana de tipo indígena.

De improviso, un tren obstruye parte del camino, vaya uno a saber por qué motivos de Dios se dio.

El rapaz de doce años, tez blanca y melena oscura visualiza dada su ubicación privilegiada, ciertos rostros de los pasajeros que viajaban en ese tren más viejo. Una mujer mayor de rasgos indígenas cuyo rostro reflejaba la tristeza, una vida curtida en la montaña. En fin, vida de sacrificios y penurias. Sueños ahogados necesidad de....
Un señor canoso que se encontraba en el mismo lo observaba detenidamente. Por la mente del niño cruzó cual si fuera una nube: -¿Qué hacía un niño blanco en ese lugar vestido así?....