El teatro

-Que frío piensa Pabilito, la fila no camina; en dicho instante un coche cruzaba la esquina, un bocinazo se hace escuchar.

-Uff, este Carlos que no viene, pensaba en ese momento su madre, Clarissa.

La marquesina del teatro en todo su esplendor relucía ante su vista.

Pablito salta y salta; su cabeza gira hacia la esquina cuando se produce un choque entre el coche y el colectivo.

El portero con su smoking de gala ante los ojos de madre e hijo se veía; -Cómo me gustaría estar tomando un coñac? por su cabeza pasaba, -adelante… es por la izquierda, su voz de golpe se hace notar.

-Mami, mami un choque mira, le dice el niño a su madre; -ya, ya contesta ella sin prestar la atención de los tirones de la mano.

-No llega, Marissa pensando en Carlos su marido.

-Entremos Pabilito, decía su madre a su hijo.

Entran se sientan, se apagan las luces y se levanta el telón.

Una canción de “Feliz día mama” se hace sentir. Carlos su marido…