El Juancho y la Carla

Este relato esta basado en la forma como se habla en el interior del país. Espero que lo disfrutéis.

Anuncio

Se subasta ingeniero con vocación de taxista

Pasado

Juan es ingeniero en esos aparatos que se parecen a una televisión, pero en vez de imagen sale algo escrito, el dice que es “una compu.” ahora a no me acuerdo que cosa. Le dicen “el doctor” a mi hijo- Realizó el estudio haya por Estados Unidos, mi hijo sabe. Fue a trabes de una beca, es un bocho mi hijo sabe doña.

Tiene años ahí y lo quieren para una Corporación de info no se que cosa solo Dio lo sabe. Parece que un tal Gate lo quiere. Una ponchada de verdes le quiere dar ese tal Gate.

Pero el Juancho, mi hijo sabe doña no está contento pues extraña acá. Y dice que los gurises hablan más el gringo que nosotros el español.

Como será la cosa, que los gurises se quieren quedar ahí en San.. no se que. La ciudad tiene nombre de Santo, eso se lo puedo jurar. Por el Pacífico se que anda la cosa.

Los otros días, cuando estábamos mateando con el Pancho, se que era tempranera la cosa porque el Quique, el que nos despierta todas las mañanas … cacarea el bicho, sabe doña, recibimos una carta en el rancho.

Era el Juancho que se quiere venir para acá. No sabe como me alegré de eso, que se piensa ese Gate que se me quiere quedar con el gurí. Los mocosos van a venir afeminados de ahí.

Cuando la Carla se caso con mi Juancho era estudiante de Arquitectura, se conocieron en Montevideo pues el Juancho se fue para la capital.

Que alegría nos dio el Juancho, pues la Carla una flaca esquelética resultó ser del interior del país.

Se fueron para los Estados Unidos con los gurises bien chiquititos.

“Ahora la dejo doña, pues se viene el avión del norte para acá y el Pancho me lleva para el aeropuerto”.

Presente.

Hoy es domingo. El Juanco y la carla se vienen a almorzar a casa. Estamos en la capital, porque el rancho y la vaca se fueron hace ratazo pues. El pablo está más que sabandija y grande. No deja en paz a su hermana La Susy. Es larga y flacucha como la madre.

“Pancho voy a sacar al cusco afuera y de paso miro si vienen”.

Ahora mi hijo es taxista, ya no es más ingeniero. La Carla ya no trabaja más en Arquitectura, esta empleada en un supermercado. Viven lejos de acá como a 30 kms de la costa.

“Ahí vienen ahí vienen, Pancho la nena y el Juancho”.

“Pero no si es la Carla y los botijas”

“Noo, doña Maruja, Juan no viene a almorzar pues tiene que dejar el taxi a las 6 de la tarde”

“Ahh… que pena,pero pasen, pasen por favor”

“Nene no molestes a tu hermana”